Israel y Jordania intentan resolver la crisis del Monte del Templo

Las autoridades de Israel y Jordania iniciaron conversaciones para resolver la crisis en torno al Monte del Templo y la imposición de nuevas medidas de seguridad en el acceso al mismo tras el ataque terrorista del pasado día 14, en el que tres árabes israelíes asesinaron por la espalda a dos policías antes de ser abatidos.

Itzhak Molho, enviado especial del primer ministro, Biniamín Netanyahu, y el jefe del servicio de Inteligencia interno, Shabak, están dialogando sobre la cuestión con las autoridades jordanas, en una conversación en la que el rey Abdallah II de Jordania “está personalmente involucrado”, informó el diario Yediot Ahronot.

Entre otros aspectos, asegura la fuente, se está valorando reducir los controles a los fieles musulmanes que quieran acceder al recinto sagrado y establecerlos solo para determinadas edades.
Fueron tres árabes israelíes quienes perpetraron el ataque del pasado día 14, en el que asesinaron a dos policías israelíes, antes de ser eliminados por las fuerzas de seguridad dentro del recinto, sagrado para judíos y para musulmanes.

Al ataque siguió el cierre del Monte del Templo hasta el domingo, cuando se colocaron los arcos detectores de metales que numerosos fieles musulmanes se niegan a atravesar, en una movida que es vista como un intento de desafiar la soberanía de Israel sobre el lugar, situado en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Desde entonces, se suceden enfrentamientos y protestas y docenas de musulmanes acuden cada día a rezar a las afueras del Monte del Templo.

Se registraron enfrentamientos en el barrio árabe de Shuafat, en Jerusalén este, donde algunos individuos lanzaron piedras a las fuerzas policiales, aseguró una portavoz de ese cuerpo.

También en el puesto de control militar de Qalandia, entre Jerusalén y Ramallah, y cerca de Belén, decenas de palestinos lanzaron piedras contra los soldados, que respondieron utilizando material antidisturbios.

El primer ministro jordano, Ayman Safadi, advirtió de que si Israel no reabre “totalmente y sin impedimentos la mezquita de Al Aqsa”, la situación podría degenerar en una “crisis incontrolable” entre palestinos e israelíes.

El presidente palestino, Mahmud Abbás, acortó la gira oficial a Asia que está realizando para regresar a seguir de cerca los acontecimientos.

El Monte del Templo, que está bajo la custodia de Jordania, alberga la Cúpula de la Roca y la mezquita de Al Aqsa. Ésta última es el tercer lugar más sagrado del islam. La explanada es denominada por los musulmanes Noble Santuario (o “al Haram al Sharif”).

El Monte del Templo es además el sitio más sagrado para el judaísmo, porque albergaba el Primer y Segundo Templo bíblicos, cuyas construcciones se atribuye al rey Salomón y a Herodes, respectivamente, y tiene a sus pies el principal lugar de oración judía, el Muro Occidental o “Kotel Hamarabí” (conocido en el mundo gentil como el Muro de las Lamentos).

 

Vía Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here