La Justicia lo confirmó: Alberto Nisman fue asesinado por su denuncia contra Cristina Kirchner

En este sentido falló la Sala II de la Cámara Federal porteña, compuesta por los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia. Para los camaristas el ex fiscal fue asesinado como «directa consecuencia de la denuncia que formulara el 14 de enero de 2015 como titular de la Unidad Fiscal de Investigación del atentado terrorista perpetrado contra la sede de la AMIA», acusando de encubrimiento a Cristina Kirchner y ex funcionarios de su gobierno.

Asimismo, quedaron firme las acusaciones contra Diego Lagomarsino, procesado como partícipe necesario del asesinato del ex fiscal. En el fallo de los camarista, confirmaron el procesamiento contra los custodios de Nisman, por incumplimiento de los deberes de funcionario público y dos de ellos como encubridores, al no cuidar como corresponde al fiscal muerto en enero de 2015.

Los jueces Irurzun y Bruglia, señalaron en su fallo que Alberto Nisman «fue víctima de un homicidio», desestimando la tesis sobre su suicidio , «es falso plantear que tenía temor de ir a exponer al Congreso«, indicaron fuentes judiciales.

Al momento de explicar los motivos del homicidio, se refirieron a su rol de fiscal federal y que como tal «denunció a las máximas autoridades del país al investigar la firma del Pacto con Irán».

Por tal motivo, los jueces señalaron que se debe «continuar con la línea de investigación» que lleva el juez Ercolini sobre otros aspectos que se siguen pesquisando.

En el fallo Cristina Kirchner no está mencionada ni imputada, sí se hace referencia al vínculo del homicidio con la denuncia presentada cuatro días antes, contra la ex presidenta, por el supuesto encubrimiento del atentado de la AMIA a través de la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán, una acusación que fue investigada finalmente por el juez Claudio Bonadio y tiene a la ex Presidenta con pedido de desafuero y detención.

En la causa se planteó que Lagomarsino entregó el arma calibre 22 con «pleno conocimiento de lo que ocurriría»; es decir, la muerte del entonces fiscal, lo que ocurriría el 18 de enero de 2015. Sin embargo, la Justicia no pudo acreditar su intervención en el momento en el que se consumó el asesinato. Los responsables del crimen son aún «autores desconocidos».

Pese a ello, el informático sí brindó “un auxilio o cooperación” al asesino, al sin el cual el delito investigado no se habría podido cometer. En otros términos, fue un «cooperador necesario» para que lleve adelante el «plan criminal» de terminar con la vida del ex titular de la UFI AMIA.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here