La policía turca reprime la marcha del orgullo LGTB

A diferencia de lo que sucede en Israel donde la Marcha del Orgullo Gay crece en cantidad de participantes año tras año, llegando en este 2018 a ser la mas grande del mundo; en Turquía, como en otros países de medio oriente, prohiben y reprimen esta manifestación del colectivo LGTB.

Unidades antidisturbios de la policía turca han establecido numerosos controles alrededor de la céntrica plaza de Taksimde Turquía, y en la adyacente calle Istiklal, arteria comercial y de ocio, para impedir la anual marcha del orgullo LGTB, convocada para este domingo.

Los agentes, que iban acompañados de unidades de perros, no permitieron el paso de personas que llevasen pancartas, banderas de arcoiris o indumentaria similar.

Pese al control policial, aproximadamente dos centenares de personas consiguieron reunirse en la calle de Istiklal donde cantaron esloganes como «Amor y libertad», bailaron y aplaudieron.

Los coordinadores leyeron finalmente una declaración de prensa en la que denunciaron «los delitos de odio y la violencia policial».

«El gobierno cree que las personas LGTB son una amenaza», aseguró en declaraciones a Efe una de las coordinadoras de la marcha, que se identificó como Gökçe.

«El gobierno no cree en la igualdad entre las personas. Ve a los gays, lesbianas y transexuales como personas enfermas. No han dejado acceder a las calles del centro a mucha gente por su aspecto. No nos dejan expresarnos», señaló.

Pero no achacó la culpa solo al Gobierno, formado por partido islamista Justicia y Desarrollo (AKP), en el poder desde 2002: «Lo que Turquía necesita es un cambio sociologico. Un cambio de mentalidad».

Es la cuarta vez consecutiva que el Gobierno prohíbe la marcha del Orgullo Gay que se realiza en Estambul desde 2003 y que hasta 2014 registraba cada año una mayor afluencia, hasta alcanzar decenas de miles de personas en una ambiente siempre festivo y pacífico.

Pero en 2015, la oficina del gobernador prohibió el evento, y el veto se ha repetido desde entonces cada año, a veces con la excusa de que coincidía con el ramadán o de que «perjudica el turismo».

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here