Con la presencia del invitado «especial» Benjamín Netanyahu, Jair Bolsonaro asumió como presidente de Brasil

El primer Ministro de Israel Benjamin Netanyahu y su esposa Sara fueron invitados «especiales» en la asunción del nuevo gobierno de Brasil. Es evidente la mutua simpatía que hay entre los mandatarios. El presidente del Brasil en parte de su discurso  se comprometió a “valorizar la familia, la tradición judeo-cristiana” y “poner fin a la ideología de género”.

 

Como expresa la periodista Jana Beris en su medio «semanario hebreo Jai«, varias de las escenas registradas en los últimos días desde el arribo del Primer Ministro israelí a Brasil, confirmaron lo que Bolsonaro daba a entender claramente ya durante su campaña electoral y antes de asumir: comienza una nueva era en las relaciones entre ambos países.

En sus comentarios en las redes sociales y en algunos medios, Bolsonaro usó repetidamente los términos “nueva relación entre nuestras dos naciones” y “nuevos tiempos entre nuestros gobiernos”. Su interés explícito en el desarrollo tecnológico israelí y su avance en varias áreas, unido a su condición de persona profundamente creyente, sentó las bases para una actitud muy distinta de la de sus antecesores con respecto a Israel. “Israel es una referencia mundial en tecnología para diversos servicios y eso nos interesa”, escribió el nuevo Presidente hace ya varios días en su cuenta de Twitter.

“No hay razón para criticar el diálogo, mucho menos cuando la crítica viene de quien nada hizo, sólo destrucción y robo del país. Queremos lo mejor para Brasil y para la población brasilera!”. Y cuando Netanyahu estaba por arribar, escribió: “Espero la llegada del Primer Ministro Netanyahu. Nos reuniremos y discutiremos nuevos rumbos para nuestras naciones. Las expectativas son las mejores para este momento inédito de nuestra historia”. El tuit quedó adornado con las banderas de Brasil e Israel.

Durante la muy exitosa visita de Netanyahu a Brasil, fueron varias las estaciones singulares: el encuentro con la comunidad judía en una sinagoga de Río de Janeiro acompañado por Bolsonaro, la comida y el fútbol improvisado en la playa de Copacabana, el encuentro con cristianos evangélicos a los que Netanyahu llamó de “hermanos y hermanas” y este martes, el arribo a Brasilia, en medio de grandes honores

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here