Un susto grande: se desprendió la cubierta de la cabina de un avión donde iban dos pilotos israelíes a casi 10 mil metros de altura

0
5
A U.S. Air Force F-35A Lightning II Joint Strike Fighter from the 58th Fighter Squadron, 33rd Fighter Wing, Eglin AFB, Fla., escorts a KC-135R Stratotanker from the 336th Air Refueling Squadron, March ARB, Calif., following an aerial refueling mission, May 16, 2013, off the coast of northwest Florida. The 33rd Fighter Wing is a joint graduate flying and maintenance training wing that trains Air Force, Marine, Navy and international partner operators and maintainers of the F-35 Lightning II. (U.S. Air Force photo by Master Sgt. John R. Nimmo, Sr./RELEASED)

Dos pilotos de la Fuerza Aérea de Israel tuvieron que realizar un aterrizaje de emergencia luego de que la cubierta de la cabina de su avión de combate F-15 se desprendiera a 30.000 pies (9.144 metros) de altura por razones que aún se desconocen, durante un vuelo de entrenamiento.

(Vía Aurora)

Los pilotos, un capitán y un teniente despegaron de la base aérea de Tel Nof en dirección sur. Durante el vuelo, la cubierta de la cabina se desprendió, dejando a los dos pilotos expuestos a fríos intensos, fuertes vientos y un ruido ensordecedor.

A pesar de las dificultades, decidieron no eyectarse de la aeronave, informaron del incidente a la torre de control en la base aérea de Nevatim, que se puso en alerta y se preparó para un aterrizaje de emergencia.

Los primeros segundos fueron acompañados de confusión y estrés, pero los pilotos recuperaron rápidamente la compostura.

Se les instruyó reducir la velocidad del avión y descender lo más posible, y al mismo tiempo aterrizar lo más pronto. Lo hicieron mientras enfrentaban vientos inmensamente fuertes y dificultades para comunicarse entre sí.

Un alto oficial de la Fuerza Aérea dijo que en tales condiciones, la decisión de eyectarse también habría sido legítima, pero los dos pilotos estimaron que podían aterrizar el avión sin arriesgar sus propias vidas.

El comandante de la Fuerza Aérea, general Amikam Norkin, ordenó detener todos los vuelos de entrenamiento para los aviones de combate F-15 Falcon hasta que se completara una investigación sobre el incidente.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here