Ante un indescriptible dolor, llegó a Israel para su funeral, la estudiante asesinada en Australia

Miles de personas asisten al funeral por la estudiante israelí asesinada en Australia. El ataúd fue recibido en el aeropuerto Ben Gurion por miembros de la familia, así como por el miembro de la Knesset Ahmed Tibi y el alcalde de su ciudad natal.
La escuela secundaria y las empresas cierran en la ciudad de Baqa al-Gharbiya mientras los residentes se reúnen para enterrar a Aya Maasarwe, la joven arabe- israelí de 23 años, quien fue asesinada en Melbourne la semana pasada.

Mucho dolor  a lo largo de las paredes de arenisca de la antigua escuela de Aiia Maasarwe en Baqa Al-Gharbiyye, cerca de Haifa, en el norte de Israel. Familiares y vecinos entraron en la casa de su familia para ofrecer sus condolencias.

Cerca de la puerta de entrada de la familia en el pueblo árabe muy unido, familiares y vecinos habían colgado carteles en árabe que decían: «Deja de recoger nuestras flores». La familia dijo que era una referencia a la violencia contra las mujeres jóvenes.

«Queríamos que Aya volviera a la familia sana y salva, y que siguiera viviendo y sonriendo, pero desafortunadamente ella regresó a nosotros sin vida», dijo su padre, Saeed. «No estoy buscando venganza, solo que mi familia esté a salvo y continúe con nuestras vidas».

Aprecio el apoyo de todas estas personas, en todo el mundo y también en mi ciudad», dijo Saeed Maasarwe, con el embajador de Australia en Israel, Chris Cannan, a su lado.

Saeed Maasarwe acompañó el cuerpo de su hija a Israel el miércoles por la mañana y le dijo a los reporteros que llevarla a casa con su familia era el viaje más importante de su vida.

El ataúd fue recibido en el aeropuerto Ben Gurion por miembros de la familia, así como por MK Ahmed Tibi y el alcalde de su ciudad natal.

Su cuerpo fue encontrado por los transeúntes a principios del 16 de enero cerca del campus Bundoora de la universidad en el noreste de la segunda ciudad más grande de Australia.

Su muerte ha provocado indignación en Australia, donde miles de personas marcharon durante el fin de semana pidiendo seguridad para las mujeres.

Fue la segunda vez en siete meses que una joven mujer fue asesinada en su camino a casa por la noche en Melbourne, que tiene una activa vida nocturna y es popular entre los estudiantes universitarios extranjeros.

Un miembro de la familia dijo que Maasarwe estaba hablando por teléfono con su hermana en su casa en Israel cuando la atacaron, y que a menudo hacía esas llamadas para sentirse más segura mientras caminaba a casa tarde por la noche.

Su tío, Abed Katane, dijo que había elegido la universidad «porque nunca había escuchado ningún problema sobre Melbourne» u otras ciudades australianas.

«Ella tuvo que decidir entre Nueva York y Melbourne, y me llamó para preguntar qué opinaba», dijo.

“Ambos sentimos que Australia es más tranquila y que su gente se comporta mejor.

La muerte de Maasarwe ha impactado a Baqa al-Gharbiyye, una comunidad densamente poblada que se encuentra junto a la Cisjordania. Sus 30,000 residentes son miembros de la minoría árabe de Israel.

Un hombre de 20 años acusado de asesinato fue puesto en prisión preventiva el lunes. El caso se aplazó hasta junio, según una portavoz del Tribunal de Magistrados de Melbourne.

Agencias

 

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here