Israel y Corea del Sur están teniendo su momento

0
637

La visita del presidente Rivlin a Corea del Sur es una excelente oportunidad para fortalecer la cooperación con un gran y verdadero amigo de Israel

La visita del presidente Reuven Rivlin esta semana a Corea del Sur, la primera desde la visita del presidente Peres en 2010, subraya la mejora significativa en las relaciones entre los dos países. Israel y Corea, que establecieron relaciones diplomáticas en 1962, tienen mucho en común: ambas son democracias, ambos pueblos tienen una historia que se remonta a miles de años atrás, y ambos sufrieron dificultades en la era moderna hasta lograr la independencia en 1948. Los dos estados también tienen similitudes geopolíticas: ambos son aliados de Estados Unidos (Corea y Estados Unidos han tenido un acuerdo de defensa desde 1967 y 28,000 soldados estadounidenses están desplegados actualmente en territorio coreano), y ambos enfrentan amenazas militares que requieren grandes inversiones en el campo de la seguridad.

La visita del presidente Rivlin, al frente de una delegación empresarial israelí, contribuirá a la promoción de las exportaciones israelíes, así como al comercio entre los dos países, que ha aumentado constantemente en los últimos años y ascendió en 2018 a más de 2.500 millones de dólares estadounidenses.

Israel y Corea se encuentran en las etapas finales de la firma de un Acuerdo de Libre Comercio (TLC), un acuerdo de gran importancia tanto para los consumidores como para los exportadores israelíes. Como resultado de la firma del TLC, los impuestos sobre los productos coreanos en Israel, como los vehículos coreanos, pantallas LED, refrigeradores y teléfonos móviles que se pueden encontrar en casi todos los hogares en Israel, se reducirán considerablemente. También en Corea, se reducirán los aranceles a los productos israelíes importados, lo que también contribuirá a las exportaciones israelíes.

La economía de la República de Corea, con una población de alrededor de 50 millones de personas, ocupa el puesto 11 en el mundo. Es el mayor fabricante de barcos del mundo, el tercer mayor fabricante de productos electrónicos del mundo y el segundo mayor fabricante de semiconductores del mundo.

Durante su visita a Corea, el presidente planea ver varios sectores de la economía coreana: ciencia, tecnología, agricultura y salud. La delegación de ejecutivos israelíes que acompañarán al presidente está compuesta por empresas en los campos de la tecnología de la información y las comunicaciones, la salud digital y la “movilidad inteligente” en la industria automotriz. Israel puede contribuir a Corea a través de su innovación, alta tecnología y su conocimiento único, pero también puede aprender de la excelencia, precisión y sofisticación de Corea como una de las grandes potencias económicas y tecnológicas del mundo.

El año pasado marcó un aumento del 20 por ciento en el turismo coreano hacia Israel, y esperamos ver más y más turistas coreanos aquí. Los vuelos directos entre Seúl y Tel Aviv de Korean Air (tres vuelos semanales) y el hecho de que no hay necesidad de visas ayudó en gran medida a aumentar el volumen del turismo, los negocios y las inversiones.

Por cierto, Korean Air fue la primera compañía asiática en iniciar vuelos directos a Israel en 1995, y Samsung es la primera compañía de Asia en abrir un centro de investigación y desarrollo en Israel.

En el campo de la seguridad, los dos países mantienen una buena cooperación, y las industrias de seguridad israelíes operan ampliamente en Corea. Damos la bienvenida a esta cooperación y aspiramos a fortalecerla aún más.

En el último año, hemos presenciado los esfuerzos de Corea del Sur, los Estados Unidos y la comunidad internacional para reducir las tensiones en la península, e Israel está siguiendo estos procesos históricos con la esperanza de que conduzca al desmantelamiento total y verificable de las armas de destrucción masiva fabricadas por Corea del Norte.

La visita del presidente es una excelente oportunidad para fortalecer la cooperación diplomática, de seguridad, económica, tecnológica y científica con un gran y verdadero amigo de Israel en la región asiática, Corea del Sur.

Por Gilad Cohen (Director General Adjunto para Asia y el Pacífico en el Ministerio de Relaciones Exteriores)

Vía The Times of Israel 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here