La Organización Menorá realizó en Cancillería el acto de reconocimiento a jóvenes rabinos y maestros

0
215

En el Salón Dante Caputo de la Cancillería se llevó a cabo el acto de reconocimiento a los jóvenes rabinos y maestros que participaron en el programa de capacitación de liderazgo educativo por parte de la institución Menorá y auspiciado por la Fundación Edmond Safra de Ginebra.

Con la presencia de Max Coslov, quien es el representante de la Fundación Edmond J. Safra, una organización de excelencia en el campo de la filantropía; el sercretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación Claudio Avruj; el secretario de culto Alfredo Abriani; el presidente de la DAIA Jorge Knoblovits; el secretario de la AMIA Darío Curiel junto a Gustavo Sakkal; el encargado de la embajada de Israel Ronen Krausz; el director ejecutivo de ORT Adrian Moscovich y el ex presidente de la DAIA Ariel Cohen Sabban, junto a invitados y familiares de los rabinos y maestros reconocidos.

Con mucha emoción los jóvenes fueron recibiendo sus reconocimientos junto a los ramos de flores que recibían las mujeres que también son parte de esta capacitación y en la que coincidían en el discurso cuando explicaban que se acercaron a Menorá siendo alumnos de ORT y a partir de ahí se interesaron por ser parte: «Hoy nos sentimos orgullosos de poder transmitir lo que nosotros recibimos». El Director de Menorá Gabriel Sacca fue quien condujo el evento.

El Rabino Isaac Sacca presentó el evento agradeciendo a quienes hacen posible que la Organización Menorá siga creciendo y poniendo el énfasis en la educación. También al gobierno nacional en los funcionarios presentes como Avruj y Abriani, para que el evento se haga en ese lugar tan significativo.

Vis á Vis dialogó con el Rabino, quien expresó: «Que el verdadero valor es que los rabinos y maestros tengan las herramientas necesarias para poder tratar con los jóvenes y con la sociedad hoy tan cambiante. Los rabinos, los maestros judaicos, tienen una temática en su curriculum y otros temas que no están. Entonces la capacitación los complementa con otros conocimientos para que puedan interactuar y transmitir mejor las enseñanzas a las futuras generaciones».

«Cada vez que pasa el tiempo hay más diferencias entre nuestros maestros y los rabinos más jóvenes. La brecha es cada vez es más profunda. Hay muchísimas diferencias en cómo comprender un texto, cómo estudiar una problemática, cómo interpretar una oración, una palabra. Y si el maestro no está al día con esa percepción de los jóvenes no la va a poder transmitir. Justamente en el tema de la comunicación es donde es más amplia y eso es un estudio de epistemología del lenguaje, es lo que más tienen que aprender. Aparte de los problemas comunes de la humanidad, se hace mucho hincapié en ese punto de las diferencias de interpretación, de comprensión», aseveró.

Para finalizar, dijo: «El reconocimiento se lo damos desde la Organización Menorá que es donde se lleva a cabo el programa de capacitación y es para los jóvenes que participaron o los rabinos que trabajan en Menorá o que trabajen en otras instituciones que participaron o participan en el programa de capacitación».

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here