Ataque a la tienda kosher: «Hay lugares donde debes quitarte la kipá, esto pasa hoy en Estados Unidos»

0
374

A pesar de que el violento ataque de anteayer en la ciudad de Jersey City, en Nueva Jersey, aún se encuentra bajo investigación, la policía local todavía no pudo determinar si se trató de un crimen de odio.
Sin embargo, el alcalde de Jersey City, Steven Fulop, afirmó que el hecho, en el que murieron cuatro personas, fue motivado por el antisemitismo. Los judíos ortodoxos que residen en el barrio donde sucedió el ataque comparten la opinión de Fulop.

Avi Herschcovich, un empresario de bienes raíces que reside en Lakewood, una ciudad cercana a Jersey City, sostuvo que en los últimos tiempos se ha incrementado la tensión en la zona. “Miras a la gente a los ojos y ves odio. Hay lugares donde debes quitarte la kipá. Esto pasa hoy en Estados Unidos”, expresó.

El rabino David Niderman, presidente de la Unión de Comunidades Judías en el barrio de Williamsburg, en Brooklyn, afirmó: “Ellos (los atacantes) se detuvieron en una tienda kosher y comenzaron a disparar. ¿Cómo no va a ser un acto antisemita? Sería un crimen no investigarlo como tal”.
Según los primeros resultados de la investigación, David Anderson y Francine Graham, ingresaron a la tienda con la intención de atacar judíos. Ambos fueron abatidos en un fuerte tiroteo con la policía.

Anderson fue miembro de la agrupación ‘Black Hebrew Israelites’ (‘Israelitas Negros’), y en sus redes sociales se encontraron publicaciones antisemitas y en contra de la policía.
En el ataque perpetrado por Anderson y Graham murieron Leah Ferencz (33), dueña de la tienda, Moshe Doitsch (24), quien se encontraba en el local en calidad de cliente, y Miguel Douglas, un inmigrante de Ecuador que trabajaba en el comercio. El policía Joseph Seales también falleció por las heridas causadas por los disparos recibidos antes de que los asesinos se dirigieran a la tienda kosher.

Moshe, esposo de Leah y también dueño del local, había salido poco tiempo antes del ataque para rezar en una sinagoga cercana.
El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy visitó el lugar de los hechos junto al cónsul israelí en Nueva York, Dany Dayan, y observaron los graves daños causados en la tienda y en los alrededores.

En el edificio ubicado al lado del comercio hay un beit midrash (sala de estudios judaicos) en el segundo piso de una sinagoga. Según testigos, las personas que se encontraban allí debieron permanecer en el lugar por varias horas luego del sangriento ataque.
“El momento más difícil, más allá de la destrucción en la tienda, fue cuando subimos al segundo piso de la sinagoga, donde se enseña Torá, y vimos el lugar donde se escondieron 50 niños judíos cuando los disparos retumbaban a su alrededor”, expresó el cónsul Dayan. “No se puede comparar, pero me trae recuerdos de otros tiempos cuando los niños debían esconderse de esa manera”, manifestó Dayan en clara referencia a la Shoá.

El diplomático señaló que “si bien Israel no puede interceder legalmente en el asunto, demuestra responsabilidad e interés cuando los judíos son víctimas de ataques antisemitas”.

Ynet en Español

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here