Sobreviente del tiroteo de Jersey City: «Vinieron a matar»

David Lax escapó por poco de los disparos al esconderse debajo de la barra de ensaladas de la tienda kosher, empujando a un tirador a un lado: “No estoy seguro por qué, pero estoy vivo“

Un sobreviviente del tiroteo mortal en un supermercado kosher en Jersey City, Nueva Jersey, dijo el viernes que había escapado por poco de la muerte y que los tiradores habían entrado claramente en la tienda para matar gente, informó The Times of Israel.

Por la forma en que entraron, vinieron a matar, a disparar“, dijo David Lax a CNN News.

Los tiradores mataron a tres personas el martes en el supermercado JC Kosher antes de ser asesinados por la policía. Las autoridades dijeron que los atacantes estaban motivados por el antisemitismo.

Lax posee un taller de reparación de electrodomésticos en el mismo vecindario y se detuvo en el supermercado para almorzar.

Cuando comenzó el tiroteo, se zambulló debajo de la barra de ensaladas refrigeradas de la tienda, hasta que el tirador masculino pasó junto a él.

Lax se puso de pie y se encontró con la atacante, que entró en la tienda en segundo lugar.

En el momento en que ella comienza a girarse, entré y empujé su brazo hacia atrás y salí corriendo de la tienda“, dijo Lax.

La mujer, más tarde identificada como Francine Graham, le disparó mientras huía, dijo Lax.

Lax cruzó corriendo la calle a un lugar seguro en un escape dramático que fue capturado en imágenes de vigilancia.

No miré a derecha ni izquierda, simplemente corrí para salvarme“, dijo.

En una entrevista separada el jueves con NBC News, Lax dijo que los dos tiradores parecían estar bien preparados para el asalto. NBC confirmó con el ejército de EE. UU. que el tirador masculino, David Anderson, había servido en la Reserva del Ejército estadounidense.

La forma en que se movían, la forma en que se manejaban, eran muy profesionales“, dijo Lax.

El calvario completo para él duró unos 10 segundos, dijo.

No estoy seguro por qué, pero estoy vivo“, dijo.

Los dos asesinos estaban armados con varias armas, entre ellas un rifle estilo AR-15 y una escopeta que empuñaban cuando irrumpieron en la tienda en un ataque que dejó la escena llena de cientos de casquillos, vidrios rotos y una comunidad de luto. También se encontró una bomba de tubería en una furgoneta U-Haul robada.

Las víctimas asesinadas en la tienda fueron: Mindel Ferencz, de 31 años, quien con su esposo era dueña del supermercado; Moshe Deutsch, de 24 años, un estudiante rabínico de Brooklyn que estaba de compras allí; y el empleado de la tienda Douglas Miguel Rodríguez, de 49 años.

Rodríguez, un inmigrante no judío de Ecuador, fue asesinado mientras ayudaba a un cliente a escapar.

Antes de llegar al supermercado, los tiradores mataron al oficial de policía Joseph Seals, quien los había confrontado en un cementerio cercano. Los funcionarios aún no han publicado detalles del encuentro.

Las autoridades policiales dijeron que los atacantes estaban motivados por el odio antijudío.

El alcalde de Jersey City, Steven Fulop, dijo el viernes que cree que Anderson y Graham estaban planeando atacar a una yeshivá al lado del supermercado que tenía 50 niños adentro en el momento del asalto.

El funeral de Mindel Ferencz, victima del tiroteo en el supermercado KC Kosher en Jersey City, Nueva Jersey, 11 de diciembre de 2019. (Foto AP / Eduardo Muñoz Alvarez)

El jueves, el fiscal general de Nueva Jersey, Gurbir Grewal, dijo que el ataque fue impulsado por el odio a los judíos y las fuerzas del orden y está siendo investigado como un acto de terrorismo doméstico.

Miembros de la comunidad judía ultraortodoxa de la zona se reunieron el miércoles por la noche para los funerales de Ferencz y Deutsch. Miles de personas siguieron el ataúd de Ferencz por las calles de Brooklyn, abrazándose y llorando.

El derramamiento de sangre en la ciudad de 270,000 personas al otro lado del río Hudson desde la ciudad de Nueva York propagó el miedo a través de la naciente comunidad judía de alrededor de 100 familias, la mayoría de las cuales se mudaron a Nueva Jersey desde Brooklyn en los últimos años.

En el ataque más mortal contra los judíos en la historia de EE. UU., 11 personas murieron en un tiroteo en octubre de 2018 en una sinagoga en Pittsburgh. En abril pasado, un hombre armado abrió fuego contra una sinagoga cerca de San Diego, matando a una mujer e hiriendo a un rabino y a otros dos.

Fuente: Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here