Los diez peores casos de antisemitismo del 2019

 El Centro Simon Wiesenthal dio a conocer su top ten de los casos de antisemitismo que consideran mayor preocupación han generado en este año.

En el primer lugar de la lista, reportada este miércoles por el periódico The Jerusalem Post, se ubicó el caso de Jeremy Corbyn, el líder del Partido Laborista de Reino Unido, por las acusaciones de antisemitismo y de negligencia por parte suya para combatir el fenómeno dentro de su propia agrupación política.

Las acusaciones en su contra incluso fueron denunciadas por el rabino principal ortodoxo de Reino Unido, Ephraim Mirvis, poco antes de las elecciones del pasado 12 de diciembre en las que, finalmente, fue derrotado, para alivio de muchos.

En el segundo lugar fue ubicado el caso de los ataques mortales ocurridos este año contra sitios judíos.

Así, se incluyó el ataque a tiros ocurrido en una tienda Kosher en la localidad estadounidense de Jersey City, Nueva Jersey, el pasado 10 de diciembre.

El ataque fallido contra la sinagoga de la ciudad de Halle en Alemania, en la que un sospechoso intentó una masacre de judíos dentro del templo en pleno Yom Kipur.

Y el ataque contra la sinagoga de Jabad en la localidad estadounidense de Poway, California, donde un sospechoso mató a una mujer judía de 60 años, e hirió a otras tres personas, entre ellos un rabino y una niña pequeña.

En el tercer lugar se ubicó el caso de la italiana Liliana Segre, sobreviviente del campo de Auschwitz y actual senadora, quien recibió amenazas de muerte que la forzaron a recibir seguridad policíaca.

En seguida, en cuarto lugar, fue ubicado el caso de Sarah Halimi, una judía francesa asesinada en el año 2017 en un presunto móvil antisemita. En específico, el Centro se enfocó en los fiscales franceses que descartaron los cargos contra Kobili Traore, su presunto homicida.

En el quinto lugar fue ubicado el caso de las legisladoras estadounidenses Rashida Tlaib e Ilhan Omar, “por sus calumnias contra Israel y los judíos”, dijo el Centro. Sobre Tlaib el organismo criticó su apoyo al BDS y un mensaje en el que aseguró que sus ancestros palestinos dieron refugio a judíos durante el Holocausto.

Mientras que con Omar, el Centro criticó los tropos antisemitas en los que su discurso giró este año, sobre todo al criticar a Israel.

En el sexto lugar el Centro ubicó a el caso de la negligencia de las autoridades de Nueva York para contrarrestar los actos de antisemitismo que se han presentado en la ciudad en los últimos meses, sobre todo, dirigidos contra miembros de las comunidades ultraortodoxas.

El caso del embajador de Alemania ante la ONU, Christoph Heusgen, fue posicionado en el séptimo lugar de la lista por sus críticas a Israel desde el organismo internacional. El Centro notó que el embajador aprobó un total 9 resoluciones contra Israel este año, a la vez de abstenerse en tres y oponerse a solo una.

El octavo lugar lo ocupó el caso del antisemitismo dentro de los campus universitarios en Norteamérica, “que se han vuelto tierra fértil para el antisemitismo bajo la cubierta de ‘antisionismo’ y protegido bajo el derecho a la libertad de expresión”.

El presidente Donald Trump firmó recientemente una orden ejecutiva para combatir dicho fenómeno, lucha en la que ha participado la joven judía mexicana Adela Cojab.

El sitio noveno de la lista fue ocupado por el caso de las actividades antisemitas ocurridas en Dinamarca y Suecia, destacando, sobre todo, el incidente ocurrido en el 81 aniversario de la Kristallnacht, cuando calcomanías de estrellas amarillas fueron pegadas en sitios judíos a lo largo de ambos países.

“Suecia falla en proteger a sus ciudadanos e instituciones judías y no ha hecho responsables a los antisemitas de sus acciones en los sectores público y privado, incluso en su famoso Hospital Karolinska”, dijo el Centro.

Finalmente, en el décimo lugar de la lista se ubicó el caso del pastor estadounidense Rick Wiles, por usar su transmisión de radio para impulsar “teorías conspiratorias racistas y antisemitas”. El líder religioso acusó al actual procedimiento para ejercer un juicio político contra Donald Trump como un “golpe de Estado judío”, y acusó a los judíos de tener la intención de “tomar el país” para luego llevar a cabo una “purga… matarán a millones de cristianos”.

Fuente: Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here