El ejército israelí demuele las viviendas de terroristas que mataron a Rina Shnerb

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) demolieron las viviendas de dos de los terroristas involucrados en el ataque que mató a Rina Shnerb en agosto, según confirmó un portavoz de las FDI.

La vivienda de Yazen Hassin Hassni Mjames en Birzeit, al norte de Ramallah, y las paredes de la vivienda de Walid Hanatshe, en la zona de Ramallah, fueron demolidas durante la noche por soldados de las FDI.

El jefe del Comando Regional de Benjamín, el coronel Yonatan Stienberg, afirmó que “haremos saber a cualquier posible terrorista que su vivienda será destruida y [luego] vigilaremos para asegurarnos de que no sea reconstruida”, después de la operación.

Se produjeron enfrentamientos entre las FDI y los palestinos, con docenas de manifestantes que sufrieron asfixia debido a los gases lacrimógenos, según los informes palestinos. Se informó que dos jóvenes fueron heridos por balas de goma en los enfrentamientos, ya que los jóvenes palestinos fueron llamados a ir a las viviendas mientras el ejército se dirigía hacia las dos estructuras.

El ejército declaró que durante la demolición se produjeron violentos disturbios, en los que decenas de palestinos quemaron neumáticos y lanzaron piedras y cócteles molotov contra los soldados, que respondieron con métodos de dispersión de los disturbios.

Los medios de comunicación palestinos afirmaron que los soldados de las FDI irrumpieron en los apartamentos cercanos a la vivienda de Hanatshe y “aterrorizaron a los residentes, especialmente a los niños”. Los soldados entonces tomaron fotos de la vivienda después de la demolición, según los informes.

El Ministro de Defensa Naftali Bennett habló con los padres de Shnerb el jueves por la mañana y dijo “arreglamos las cuentas con los atroces asesinos”. “Aquellos que derramen sangre judía serán responsables”.

“Debemos exigir un alto precio a todos los que levanten la mano para dañar a un ciudadano israelí”, añadió. “No dejaremos de perseguir a los que quieren hacernos daño”.

El mes pasado, el Tribunal Superior de Justicia aprobó la intención de las FDI de demoler las viviendas de los asesinos de Shnerb a pesar del impacto que tendría en los familiares no involucrados y sus vecinos.

Bian Hanatashe, Halmi Hamdan y Sana’a Magamus, miembros de la familia de los asesinos de Shnerb, pidieron al Tribunal Supremo que bloqueara las órdenes de demolición.

 

Vía Israel Noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí