«24 de marzo, la tragedia argentina y comunitaria”. Por Jorge Kirszenbaum

0
272
Jorge Kirszenbaum - DAIA - Dictadura - Judíos

¿Qué significancia tiene el 24 de marzo independientemente de lo que todos sabemos? Que ese día de 1976 se golpeó a las instituciones argentinas y se instaló la más terrible dictadura militar que provocó la noche más oscura de la historia de nuestro país. Sembrando por doquier, detenciones arbitrarias; muertes y desapariciones.
Hacia el final de la dictadura, recién incorporado como miembro de la Comisión Directiva de la Asociación de Abogados de Buenos Aires, me sume a la peligrosa actividad de dar asistencia posible a perseguidos y familiares.
Aquella institución sufrió más de cien victimas por su actividad.
Con el tiempo podemos preguntarnos: ‘¿Nos dejó algún significado profundo además del dolor y del padecimiento?’.
Creo que fue la eclosión de un militarismo formado con lo peor de los postulados totalitarios y así se evidenció; con una situación social y política decadente que también se evidenció. Conjuntamente, con grupos que creían legitimada su voluntad de cambiar ello a través de la lucha armada.
El resultado fue la catástrofe.
Nuestra comunidad sufrió tal drama en medio de una desorientación total.
La dirigencia comunitaria actuó con grandes desaciertos y algunos aciertos en medio de aquella desorientación. Pero era muy claro el antisemitismo en la represión. El judaísmo argentino no alcazaba al 1% de la población del país, pero dentro de las victimas de la dictadura existían 21% de judios. A quienes se hacia sufrir más por su condición de tal.
El informe del “Nunca Mas” nos indicó oficialmente en uno de sus capítulos, la persecución descripta. Entonces, nos colocó como la única política de estado, antisemita, en occidente despues de la segunda guerra. ¿Qué tal?
Me correspondió como dirigente de DAIA; junto con los Dres. Rogelio Cichowolsky y Carlos Schraibman; asistir al juzgado del Dr. Garzón en Madrid, quien investigaba judicialmente a la dictadura argentina, para entregarle una lista incompleta de los desaparecidos judíos. Alrededor de 2000.
Concurrí a una reunión con integrantes de la Knesset para tratar el tema y concurrí al seminario sobre la sentencia de nuestra Cámara Federal Penal, que condenó a las Juntas Militares. La reunión se realizó en la Universidad de Jerusalem con los jueces argentinos.
Pero volvamos al significado de esa tragedia nacional.
Fue la lucha de dos proyectos antagónicos.
La gran mayoría de los argentinos; estábamos en otra cosa. Como se demostró en diciembre de 1983, con el triunfo de la democracia.
Fue una gran grieta. Una enorme grieta. Terminó de la peor manera.
No debemos olvidarla.
Freud en sus “Ensayos Clinicos” de 1909, ya nos decía respecto del inconsciente que todo aquello que se esconde debajo de la alfombra del olvido, suele volver como “alma en pena”.
Y además corremos el riesgo de coincidir con Enrique Santos Discépolo, cuando en su tango La Ultima Curda, nos dice: ‘…no ves que vengo de un país..,que está de olvido,…siempre gris…!!’.

Dr. Jorge Kirszenbaum, expresidente de la DAIA

El 24 de marzo de 1976 se inició la Dictadura Militar en Argentina que dejó miles de muertos y desaparecidos. Ese régimen comandado por Jorge Videla duró hasta el 10 de diciembre de 1983, día que asumió Raúl Alfonsín a la presidencia de la Nación y se confirmó la vuelta a la Democracia.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here