Dos fallecidos más este domingo por coronavirus, elevan a 15 los muertos, 3865 contagiados y aumentan las restricciones en Israel

Coronavirus-Israel- 15 muertos
Coronavirus-Israel- 15 muertos

Dos mujeres de 90 y 84 años respectivamente murieron el domingo por coronavirus en el Centro Médico Mayanei Hayeshua de Bnei Brak, elevando el número de muertes en Israel por COVID-19 a 15.

El director de Mayanei Hayeshua dijo que la mujer sufría de varias condiciones existentes antes de contraer el virus.

Su nombre no fue revelado inmediatamente.

Fue la segunda israelí en morir por el virus el domingo, después de Mordechai Ben Michael, de 92 años, residente en Jerusalem.

De las 15 personas que murieron en Israel por el coronavirus, 14 tenían más de 70 años. Un hombre israelí de 82 años en Italia también murió de la enfermedad.

Las tropas armadas de las FDI han comenzado a patrullar las ciudades israelíes junto con los agentes de policía israelíes para hacer cumplir las restricciones del Ministerio de Salud destinadas a detener la continua propagación del coronavirus.

Hasta el domingo por la mañana, ha habido 3.865 casos confirmados de coronavirus en Israel. Según el Ministerio de Salud, 66 personas están en estado grave, incluyendo 54 que respiraban con la ayuda de ventiladores. Otras 82 personas estaban en condición moderada, mientras que el resto tenía síntomas menores.

El continuo aumento de los casos se produjo cuando un alto funcionario del Ministerio de Salud, según se informó, advirtió que Israel debía prepararse para una situación en la que 5.000 personas infectadas con el virus necesitaban un respirador.

“Este es un escenario difícil, pero podemos soportarlo. Hay que hacer muchas cosas para no llegar a esto”, dijo el Dr. Vered Ezra, jefe de la dirección médica del ministerio, en las noticias del Canal 12 durante una sesión informativa.

Según un informe preparado la semana pasada para el Comité Especial del Knesset para tratar el Coronavirus, hay como mucho 1.437 ventiladores artificiales en el país todavía disponibles para tratar a los pacientes. El Ministerio de Salud discutió esa cifra, diciendo que hay 2.864 respiradores disponibles.

Ha aumentado la preocupación de que no haya suficientes respiradores para tratar a todos los enfermos más graves, lo que deja a los médicos con decisiones de vida o muerte sobre a quién mantener vivo.

“La historia no es sólo de máquinas [de ventilación] sino también de mano de obra y camas de hospital. Es necesario que haya espacio para tratar a todos los pacientes”, dijo Ezra el domingo.

Advirtió que aunque la enfermedad es más mortal para los ancianos, los jóvenes también están en riesgo.

Sus comentarios se produjeron después de que un hombre de 20 años sin problemas médicos preexistentes fuera catalogado como en estado grave. Debido a los crecientes problemas respiratorios, fue sedado y conectado a un respirador, dijo el Hospital Universitario Samson Assuta Ashdod.

“El mensaje es que esta puede ser una enfermedad grave, no otra gripe”, dijo Ezra.

En la sesión informativa, también se preguntó a Ezra sobre la posibilidad de poner en cuarentena las zonas en que los residentes no cumplieran las ordenanzas de emergencia destinadas a limitar la propagación del virus, como en la ciudad predominantemente ultraortodoxa de Bnei Brak.

“La ambición es abrir también lugares designados para los pacientes en estas ciudades”, dijo.

A los israelíes se les ordenó a partir del miércoles que permanezcan en sus hogares a menos que participen en un pequeño número de actividades aprobadas, incluyendo la compra de alimentos y medicinas o una corta caminata de no más de 100 metros (328 pies) desde su casa. Quienes sean hallados infringiendo esas regulaciones están sujetos a multas de más de 500 NIS (140 dólares) o a cárcel.

El gobierno se puso a sopesar la imposición de nuevas restricciones.

Israel Noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here