Pensando Pesaj en cuarentena, hoy: «Guefilte Fish». Por Silvia Gindzberg  

Pesaj en cuarentena- Guefilte Fish- Silvia Gindzberg
Pesaj en cuarentena- Guefilte Fish- Silvia Gindzberg

Se acerca Pesaj y el coronavirus envió a todos a la cuarentena por tiempo indeterminado. No habrá celebraciones numerosas con las familias pero sí en las casas judías comenzará a percibirse, desde horas antes al primer seder, ese aroma que viene desde siempre y que no hay plaga que lo elimine: el Guefilte Fish.

Ese olor es inconfundible en los pasillos de los edificios, al igual que el recuerdo de nuestros abuelos y nuestros padres sentados en la mesa mientras las madres y antes las bobes cocinaban.

Silvia Gindzberg recibió el legado de su suegra Cuca y cuenta, en «Pensando Pesaj en cuarentena», que «todos aman el Guefilte fish tradicional y legendario, pero podemos asegurar que este es especial».

Además, aclara: «Esta receta la escribí en un papel hace muchísimos años y la leía para seguir sus pasos. Ahora ya es más ‘a ojo’ o de memoria».

Ingredientes

Dos kilos y medio de pescado mezcla (incluye boga-trucha-dorado y merluza), tres cebollas grandes, todo picado. Un poco más de un cuarto de matzemail, 6 huevos, 3 cebollas cortadas en cuartos, 3 remolachas cortadas en cuartos, 3 cebollas rehogadas, 4 zanahorias ralladas , 4 zanahorias cortadas en rodajas y caldo de gallina.

La mezcla y el procesamiento

El pescado picado con las tres cebollas. Agregar el matzemail, los huevos, las 3 cebollas rehogadas y las 4 zanahorias ralladas. Se mezcla todo hasta que quede uniforme. La consistencia es intermedia (como albóndigas de carne) para que en la cocción no se deshagan del todo, pero que casi lo hagan. Que no queden duras. Se agrega sal, pimienta y azúcar a gusto. El azúcar aunque sea dos cucharas.

Si lo hacen al horno, con esto arman los bloques de aprox 13×20 cm y al horno envueltos en papel de aluminio.

Si lo hacemos hervidos entonces: caldo en dos ollas con agua hasta la mitad, se pone a hervir con las remolachas y cebollas más las zanahorias en rodajas (y si tienen algún hueso de pescado, agregar).

Cuando hierve ponemos los caldos de gallina más sal/pimienta/y azúcar a gusto y armando albóndigas con la mezcla, se van sumergiendo en el caldo hirviendo a fuego lento aproximadamente 2 horas.
Alguna vez girarlas para que no se hagan mucho unas y poco otras.

Una vez apagado, se puede sacar el pescado y colar el caldo para tirar las cebollas, hueso de pescado si pusimos y remolachas. Y nos quedamos con el caldo, el pescado y las rodajas de zanahoria para adornar.

«No nos va a salir como el de mi suegra, pero vale la pena el intento».

Silvia Gindzberg

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here