Las Fuerzas de Defensa de Israel entregaron 100 respiradores artificiales al hospital Sheba

FDI- Israel- respiradores- Hospital Sheba
FDI- Israel- respiradores- Hospital Sheba

La unidad 8200 que dirige la unidad de tecnología de Inteligencia de Israel le entregó a un hospital 100 respiradores artificiales

Se trata de un desarrollo especial de la unidad de tecnología de la Dirección de Inteligencia Militar, en colaboración con el centro médico Sheba de Ramat Gan que fue el hospital que recibió los aparatos otorgados por la unidad de tecnología de la Dirección de Inteligencia Militar del Ejército

El proyecto, llamado “Aire para la respiración”, tiene como fin proveer respiradores artificiales que no están en uso o fueron adaptados para asistir a pacientes con COVID-19. Éstos no serán utilizados en los pacientes que contrajeron la enfermedad, sino que serán guardados para evitar un escenario en el que no haya aparatos disponibles.

“La idea es, con la ayuda de estas máquinas, poder colaborar para que no se llegue a una situación en la que no haya un respirador para un paciente. Este aparato se puede conectar a cualquier enfermo, así como también asistir a las personas que se encuentren en leve estado o se estén recuperando”, manifestó uno de los referentes del proyecto.
En declaraciones realizadas a periodistas militares en horas del mediodía, el líder del proyecto, un teniente coronel de la Dirección de Inteligencia Militar, cuyo nombre no puede ser revelado, expresó: “Nosotros empezamos entregando 100 respiradores producidos por la unidad 81 al centro médico Sheba, y planeamos otorgar cientos más al sistema de salud. Comenzamos con el proyecto porque sabíamos que necesitábamos que haya aparatos disponibles”.

“No se pueden comprar respiradores en el mundo y los aparatos no llegan al país. La idea era adaptar algunos artefactos para convertirlos en respiradores. Además, en la unidad desarrollamos un monitor especial para poder suministrar respiración invasiva a pacientes en coma conectados a un respirador”, agregó.
El teniente coronel señaló, además, que “el monitor transmite toda la información sobre los pacientes al sistema de operaciones del hospital. El Ministerio de Salud realizó un pedido de 1.000 monitores”.

El doctor Amit Zavtani, líder del proyecto por parte de Sheba, afirmó: “Entendimos que no nos podemos quedar sin respiradores, y eso nos llevó a trabajar en conjunto con la Dirección de Inteligencia Militar. La idea es adaptar aparatos de asistencia mecánica mediante dispositivos de monitoreo para transformarlos en respiradores artificiales invasivos. Después de meses de trabajo conjunto llegamos al final del camino”.

Según Zavtani que hay alivio en los hospitales. «Sentimos que ahora estamos más seguros y que no se producirá una situación en la que no dispongamos de respiradores para los pacientes. Es muy difícil conectar a los enfermos que contrajeron esta enfermedad a los aparatos. Por eso, para este proyecto pensamos en el peor escenario de todos. Quisimos desarrollar un sistema simple para que no sólo puedan ponerlo en funcionamiento los anestesistas». Y añadió: «Nos alegraría poder aportar nuestro conocimiento en otros países cuya situación es peor que la de Israel».

Ynet en Español

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here