Sonó la sirena en Israel en recuerdo al Día del Holocausto, en medio de la pandemia

Día del Holocausto- sirena- coronavirus
Día del Holocausto- sirena- coronavirus

Los israelíes dejaron lo que estaban haciendo y permanecieron en silencio durante dos minutos mientras sonaban las sirenas para recordar a los 6.000.000 de judíos asesinados en el Holocausto. Las tradicionales ceremonias, a las que generalmente asisten líderes del país y sobrevivientes del genocidio nazi, fueron reemplazados por eventos más modestos para cumplir con las pautas de salud destinadas a combatir el COVID-19.

Los israelíes permanecieron en silencio mientras sonaba una sirena de dos minutos en todo el país, en recuerdo de las 6.000.000 de víctimas judías de la Shoá.
A las 10 de la mañana, todos los peatones, automovilistas y aquellos que viajaban en el transporte público se detuvieron y permanecieron de pie con la cabeza gacha.
En hogares y negocios, que todavía están abiertos bajo las restricciones del Ministerio de Salud, las personas dejaron todo lo que estaban haciendo para rendir homenaje a las víctimas del genocidio nazi, en el que un tercio de los judíos del mundo fue aniquilado.
La ceremonia tradicional de colocación de coronas en el monumento conmemorativo del museo Yad Vashem de Jerusalem, a la que generalmente concurren líderes israelíes y sobrevivientes del Holocausto, fue reemplazada por un evento más modesto de acuerdo con las pautas de las autoridades de salud, razón por la cual la ceremonia se llevó a cabo sin asistentes.
Este año, los testimonios de los sobrevivientes se transmitirán en línea y se presentarán en una ceremonia pregrabada que se transmitirá desde Yad Vashem.
El presidente de Kajol Labán, Benny Gantz, quien actualmente también se desempeña como presidente de la Knesset, pronunció un discurso en una sesión parlamentaria inmediatamente después de que sonaron las sirenas.
«El Estado de Israel no se estableció debido al Holocausto, pero está en el ADN del país aprender las lecciones de la Shoá», dijo. «En estos tiempos difíciles, la responsabilidad de nosotros como representantes electos de los ciudadanos es siete veces mayor. Debemos cuidar a este país y a sus dos fortalezas principales: su poder militar y la promesa de ‘Nunca más'», agregó.
«Y por último, pero no menos importante, debemos preservar nuestra fuerza moral, para exigirnos a nosotros mismos más de lo que esperamos de los demás», expresó Gantz.
La Knesset también celebró su ceremonia anual «Cada persona tiene un nombre» por primera vez sin asistentes. El evento, en el que se leen en voz alta los nombres de todas las víctimas, fue grabado previamente en el Salón Chagall del Parlamento.
Además, Marcha por la Vida, que se celebra anualmente en Auschwitz-Birkenau, no tendrá lugar dentro del campo de exterminio por primera vez en 32 años. En cambio, los organizadores lanzaron un proyecto en línea para que los usuarios de todo el mundo pueden colocar una «placa de recuerdo» virtual en honor de las víctimas.
Ynet en español

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here