Un desinfectante israelí convierte el agua de la canilla en antiviral

Desinfectante en el agua potable
Desinfectante en el agua potable

Investigadores de la Universidad Bar Ilan dicen que es un producto ecológico que se puede usar a diario para matar bacterias y virus en todas las superficies.

Las bacterias y los virus ya pueden eliminarse de forma efectiva gracias al uso de un nuevo método que convierte al agua corriente en un poderoso desinfectante ecológico. Y lo hace de forma instantánea

Esta solución fue desarrollada por químicos en la Universidad Bar Ilan (BIU) de Ramat Gan y patentada en 2019 por la compañía de Investigación y Desarrollo BIRAD de esa casa de estudios.

Diferentes soluciones desinfectantes hechas con esta tecnología fueron previamente comprobadas por su capacidad de matar bacterias en pruebas de hospital realizadas en Israel.

Tiempo atrás, el desinfectante natural también demostró ser eficaz para neutralizar los virus del tipo corona. Esto se confirmó luego de examinar las pruebas realizadas en el laboratorio de la profesora Ronit Sarid de la Facultad de Ciencias de la Vida de la BIU.

«Analizamos la capacidad de estos materiales para reducir la infección por el virus del herpes simple tipo 1 y el coronavirus humano OC43. Ambos virus fueron eliminados por completo cuando se expusieron a los desinfectantes durante distintos períodos de tiempo. Las características estructurales del OC43 son similares a las del reciente SARS-CoV-2, lo que sugiere que este virus también se eliminará fácilmente con este desinfectante», explicó Sarid.

Los investigadores Eran Avraham e Izaak Cohen fueron quienes desarrollaron la tecnología para convertir el agua en desinfectante. El proceso se realizó en el laboratorio del profesor Doron Aurbach, experto internacional en electroquímica del Instituto de Nanotecnología y Química de Materiales Avanzados de la BIU.

El profesor Doron Aurbach del Instituto de Nanotecnología y Química de Materiales Avanzados de la Universidad Bar-Ilan. Foto cortesía
El innovador método consiste en mezclar agua con electrodos en forma de nanómetro que tienen propiedades de superficie únicas. La combinación crea un líquido antibacteriano efectivo contra bacterias, virus y esporas.

A diferencia de otros desinfectantes más comunes como el blanqueador con cloro, esta solución a base de agua es segura para la piel y no contamina las napas de agua subterránea.

«La capacidad antiséptica es cien veces mayor que la del blanqueador y las bajas concentraciones de entre 50 y 200 miligramos de los materiales activos por litro son suficientes para desinfectar. En cambio, el blanqueador necesita entre 5.000 y 20.000 miligramos por litro», contaron los científicos.

De acuerdo con la descripción original, la solución es más ecológica y no causa quemaduras ni reseca la piel. Al tener una baja concentración, no es corrosivo y elimina todo tipo de virus.

Múltiples aplicaciones

Esta solución se puede usar para una gran variedad de productos desinfectantes como aerosoles para limpiar superficies, electrodomésticos, camas, armarios y baños, bachas, zapatos, toallitas desinfectantes; purificadores de aire y más.

“La capacidad de producir electrodos en una variedad de formas y texturas hace que la tecnología sea adecuada para casi cualquier aplicación, desde un recipiente para lavar pescado y carne hasta la desinfección de vegetales y frutas o un dispositivo para fabricar paños antibacterianos desechable. Incluso para máscaras y guantes”, manifestó el investigador Avraham.

El empresario israelí Barak Dror Wanderman trabaja para alcanzar el desarrollo final y la producción de dispositivos portátiles que produzcan los líquidos desinfectantes. Y lo hace a través de su startup AqooA Solutions.

«Una situación posible es la siguiente: usted está en un centro comercial y necesita usar el baño público. Lo único que tiene que hacer es sacar el pequeño spray, acceder al grifo más cercano y presionar el botón. Ahí tendrá un desinfectante que le permitirá, con un simple rociado, esterilizarse y estar protegido», explicó Avraham.

Envasados ​​en recipientes especiales, los desinfectantes son efectivos durante dos meses y pueden venderse en botellas reciclables. Para los productos embotellados reutilizables, se puede aplicar un proceso simple que permite el uso a largo plazo.

«Hay muchos desinfectantes antibacterianos en el mercado pero este material está basado en agua. De esta forma, es más barato, tres veces más efectivo, siete veces menos tóxico para los humanos y conserva estas capacidades durante mucho más tiempo «, contó Frances Shalit, vicepresidente de Desarrollo de Negocios de BIRAD.

Por su parte, el empresario Wanderman dijo: «Estamos cerca de generar una revolución al poner el desinfectante verde más efectivo a disposición de toda la población y las instituciones médicas. Esta solución va a salvar muchas vidas, ahorrar mucho dinero a la economía y eliminar el uso de productos químicos peligrosos que dañan el medio ambiente».​

Israel21C

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here