Se nota demasiado. Por Gustavo Szpigiel

Clarín - judeofobia
Clarín - judeofobia

Se nota demasiado. Lo que está sucediendo en algunos medios nacionales o internacionales, pero en particular en el diario argentino Clarín es sorprendente por lo tendencioso en contra de Israel, y también de la comunidad judía ortodoxa.

Sin menoscabar la inteligencia del lector medio, es indudable que el título y la imagen es lo que «vende» en una nota periodística. Y lo que habitualmente incorpora aquel que lo lee.

Esta semana ha sido muy dolorosa para Israel. Además de los fallecidos por COVID-19, sufrió el asesinato de Amit Ben Yigal, un soldado de apenas 21 años que un terrorista palestino mató a piedrazos cuando salían de un operativo en Samaria. Clarín no publicó una sola línea sobre la muerte del soldado sobre este ataque terrorista.

Hace dos días, otro terrorista palestino que conducía un auto a toda velocidad en Nehogot, al sudoeste de Hebrón, lo direccionó hacia soldados israelíes detenidos en puestos de control. Atropelló a uno de ellos y le causó heridas graves por lo que fue evacuado al hospital. Tanto Vis á Vis como otros medios difundieron la noticia con títulos similares a Nuevo ataque de terrorista palestino contra soldados israelíes en Hebrón.

El diario Clarín lo publicó de esta manera: «Tensión en Oriente Medio:  Militares israelíes matan a un palestino que quiso atropellarlos en Cisjordania». Y agrega en la bajada «Un soldado resultó herido. El incidente ocurre un día antes de la conmemoración de la Nakba, el éxodo palestino tras la creación del Estado de Israel». La noticia es exactamente al revés en todo sentido. Sería algo así como «Ataque de un terrorista a soldados israelíes, un día antes del Día de la Independencia de Israel».

Hace unos días, en la tapa del diario Clarín apareció la foto del funeral de un rabino en Brooklyn con miembros de la comunidad judía ortodoxa que acompañaron. En el marco de lo que está sucediendo en el mundo, es algo que está realmente mal, puede generar contagios masivos y condenamos no sólo esto, si no lo que sucedió aisladamente en otros lugares donde algunos jasídicos no cumplen las normas aunque los líderes hayan pedido que se respete el aislamiento.

Pero es indudable que hay una intención manifiesta de la editorial de poner esa foto. ¿Que la tapa de Clarín del 30 de abril sea un funeral en Brooklyn donde no se respetó el aislamiento? No se trata de buscar fantasmas donde no los hay…sólo parece un poco raro querer mostrar cómo los judíos vulneran y transgreden las normas, justamente en el medio de una pandemia que azota al mundo entero y generan un foco de contagio. Es tendencioso. De la misma manera que lo es no poner que fue asesinado un soldado en un acto terrorista.

No nos interesa ni nos ocupa la victimización. Hay una historia demasiado trágica que involucra al pueblo judío como para que no se entienda adónde puede llegar la influencia de un medio masivo. Ya en agosto de 1920 Hitler comparó a los judíos con gérmenes. Afirmó que no se puede ser capaz de combatir una enfermedad sin destruir su origen. En su opinión, la influencia de los judíos nunca desaparecerá si no desaparece entre nosotros su causante: el judío. Las ideas radicales abren el camino para el asesinato en masa de judíos a partir de 1938. No hace falta decir lo que sucedió después.

Para que un periodista pueda publicar su columna o nota, debe pasar por el editor, quien es el que «baja» la línea editorial del medio. No creemos que Clarín sea antisemita o antisionista. Lo que sí percibimos es cierto «tufillo judeófobo» en algunas de sus notas.

Siempre es preocupante, aunque sean notas aisladas, pero de la manera que las exponen, se nota demasiado. Y puede ser peligroso.

Gustavo Szpigiel
Director de Vis a Vis

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here