Intimidades de la charla telefónica entre Alberto Fernández y Benjamin Netanyahu

Fernández- Netanyahu
Fernández- Netanyahu

La conversación entre los mandatarios de Argentina e Israel se produjo luego que se formalizara en aquel país, el gobierno de coalición después de más de 500 días de incertidumbre política y un día mas tarde de que Netanyahu se convirtiese en el primer jefe de Gobierno de Israel en actividad en sentarse en el banquillo ante la Justicia por delitos de corrupción

Uno de los temas principales de conversación fue la pandemia del COVID-19, que en Argentina ya deja 12.076 contagios y 456 muertes y en Israel se ha llegado a los 16.734 confirmados y 281 muertes.

«El líder israelí puso a disposición a científicos de su país para que se pusieran a trabajar con sus pares argentinos para promover intercambio de ideas y experiencias mutuas sobre el coronavirus», dijeron desde el lado argentino de la llamada.

Fernández le comentó a Netanyahu que el Gobierno argentino sigue «muy de cerca la experiencia israelí» contra el coronavirus, al tiempo que le explicó las medidas que se están tomando en Argentina, uno de los países de Sudamérica menos golpeados por el virus.

«Nuestros países tienen que estar muy unidos siempre», añadió Fernández, presidente de un país que tiene una de las comunidades judías más numerosas del mundo

«Seguimos muy de cerca la experiencia israelí, nuestros nuestros países tienen que estar muy unidos siempre», le transmitió el mandatario argentino este mediodía desde la quinta presidencial de Olivos.

Por último, el Primer Ministro de Israel saludó al presidente Fernández y al pueblo argentino al conmemorarse en un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo.

Ambos mandatarios se habían encontrado personalmente el 24 de enero pasado, cuando el argentino visitó Jerusalén en su primer viaje oficial al exterior. Aquella vez, Fernández ratificó su compromiso con el esclarecimiento de los atentados contra la AMIA y la embajada de Israel, aunque jamás mencionó la muerte del fiscal Alberto Nisman. Obtuvo, a su vez, lo que había ido buscar: el respaldo de Israel, aliado principal de Estados Unidos, superpotencia clave para la renegociación de la deuda, la gran preocupación por entonces hasta la llegada del coronavirus al país.

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here