Silvio Blady Fridman: «En la Congregación Hebrea de San Martín vine a bailar de joven, conocí a mi mujer y hace 52 años me casé»

Silvio Blady- Congregación Hebrea de San Martín
Silvio Blady- Congregación Hebrea de San Martín

En los últimos días se conoció que la Congregación Hebrea de San Martín pudo evitar el cierre de su sede y la comisión directiva junto su presidente, Silvio Blady Fridman, envió una carta de agradecimiento por las gestiones realizadas. Vis á Vis quiso conocer más sobre la historia de la institución que cumplió 94 años de existencia y la historia personal de quien hoy la conduce, como se llegó a la situación de casi cierre de la sede y como se solucionó.

  • ¿Cómo es su relación con la institución?

«Ya a los 16 años (tengo 75) veníamos con mi hermana y la barrita a bailar en los famosos bailes de Purim. Y es en éste mismo lugar que conocí a mi esposa hace ya 52 años.
Y es en esta misma institución que me casé bajo una jupá. Y nacieron dos hijas, las cuales estudiaron en este Shule Weitzman. Lógicamente hicieron su Bat Mitzvá en la Congregación Hebrea de San Martín. Hoy tengo cuatro nietos los cuales me acompañan todos los Iamim Noraim en una misma fila. Como presidente llevo ya doce años.

Congregación Hebrea de San Martín
Congregación Hebrea de San Martín
  • ¿Desde cuándo está el edificio en San Martín?

Nuestra Kehilá tiene 94 años de existencia en esta Ciudad de San Martín, Provincia de Buenos Aires. Y su inicio data del año 1926, sobre la calle Matheu, a pocas cuadras de su actual ubicación. San Martín centro, Villa Lynch, Maipú, Caseros, etc. fue una zona industrial y comercial en donde se afincaron infinidad de familias judías. Se levantaron dos sinagogas y funcionaban dos colegios (shules) a los cuales acudían más de 2500 chicos.
Las situaciones políticas, los vaivenes económicos, cambian el panorama de actividad judía en San Martín, desplazándose muchas familias a capital federal, o buscando nuevos lugares. No obstante, a través del tiempo las familias que aún residen en esta zona siguen concurriendo al “shil “en Iamim Noraim y siempre hemos realizado todos los Jagim y Kabalat Shabat con gran afluencia de gente. La comunidad judía de San Martín sigue estando con todo su empuje y ganas de crecer. Hoy son aproximadamente 250 familias que concurren a los servicios. No todos juntos y no siempre.

  • ¿Cuándo cierra el Shule?

El Shule se cierra hace aproximadamente 20 años y es éste edificio el que se pone en alquiler para mantener abierta la Institución y solventar los gastos.

  • ¿Y se pudo alquilar?

En los primeros momentos fue alquilado a particulares y luego la Secretaria de Cultura y Educación de la Provincia lo alquila e instala la Escuela de Arte Antonio Berni que funciona en la actualidad con una matrícula de más de 1000 alumnos.

Congregación Hebrea de San Martín- Kehilatid
Congregación Hebrea de San Martín- Kehilatid
  • ¿Cuándo comenzaron los problemas?

Los tiempos de pago de los contratos que tiene la administración pública no son los nuestros. Los atrasos son comunes. En todas las administraciones hubo inconvenientes para el cobro al día de los alquileres. Nunca lo logramos.
En agosto de 2019 la administración anterior se puso al día. No debían nada y nosotros pensábamos que todo se había solucionado y normalizado. La administración de la provincia cambia y los pagos se acumulan mes a mes. Durante 10 meses no pudimos cobrar un solo peso y día a día se agravaba la situación financiera. El dinero está, pero no en el bolsillo que corresponde. No disponíamos de dinero para pagar ningún servicio, tampoco al personal.

  • ¿Y cuándo ven que esto puede no tener retorno?

La gota rebalsa el vaso cuando ciertas declaraciones, hacen pensar que se avecinan tiempos de cambio, reales o ficticios. Pero dicho por un funcionario de alto rango podría ser real. Y en ese momento no solo importaba el pago del alquiler, sino preservar la infraestructura edilicia de la Institución.
Es en ese momento, que Alejandro Kladniew, (Una Amia) estando al tanto de este problema, decide conversarlo con el Dr. Jorge Knoblovits, Presidente de DAIA.
DAIA envía a los organismos pertinentes las notas correspondientes al pago de los compromisos contractuales, inclusive solicita una entrevista con el Sr Gobernador de la Provincia de Buenos Aires (Axel Kiciloff). Llevó su tiempo para que la administración provincial reaccionara y pusiera el reclamo en primera línea.

¿Y cómo se solucionó?
Esa acción de DAIA, indujo a la administración provincial a poner las cosas medianamente al día, abonando parte de lo adeudado y nosotros poner en orden las cuentas de la Institución.
Creo que a partir de allí comenzamos a vislumbrar otro panorama. De protección y resguardo a las Instituciones judías. Con decisión y firmeza y también observar la importancia, contención y la unión de las comunidades en su conjunto ante un problema de supervivencia de alguna Kehilá. Sin Instituciones no hay comunidad. Sabiduría en idish.

¿Mientras tanto la institución seguía funcionando?

Desde la Kehilá, a pesar del grave problema económico y financiero que venía sufriendo, decidimos hacer un nuevo esfuerzo y reencauzar con ayuda de mucha gente, el funcionamiento que se requería en esta época de pandemia. Todos dieron su apoyo y a través de distintos canales como Zoom y otros, fuimos llegando a cada una de las casas con los servicios que normalmente tenemos. Salvo el de adultos mayores que se suspendió hasta nuevo aviso. Todas las tefilots se están realizando por esta vía. Ya somos todos expertos en redes sociales.
Asistimos desde antes de la pandemia a personas que necesitan de ayuda para llegar a fin de mes. Pudimos hacerlo en Pesaj y lo vamos a reorganizar nuevamente. Ninguno presentó síntomas, tampoco ocurrió nada que lamentar. B´H.
Tenemos una Kehilá grande y pujante en San Martín. Nuestra relación con la sociedad Sanmartinense es inmejorable. Tanto con el Obispado, Caritas, Concejo Deliberante, Intendencia tanto de San Martín como Tres de Febrero. Ministros de Culto, Instituciones amigas.

Hoy mismo, conjuntamente con Caritas San Martín (Juan Blas), estamos trabajando en la contención alimentaria de muchas familias. Principalmente aquellos que no pueden comprarlos.
Tendremos que pensar nuevas formas de subsistencia, adaptarnos a ciertas circunstancias, estar atentos a nuevos cambios que se avecinan y a cuidarnos de la pandemia.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here