Coronavirus: Israel implementa un cierre total a partir del viernes

El gobierno israelí aprobó la imposición de medidas más duras que durante el primer confinamiento en marzo y abril
El gobierno israelí aprobó la imposición de medidas más duras que durante el primer confinamiento en marzo y abril

El gobierno israelí aprobó la imposición de medidas más duras que durante el primer confinamiento en marzo y abril. Los rezos al aire libre, las manifestaciones y las actividades deportivas individuales estarán permitidas, pero las personas no podrán alejarse a más de un kilómetro de su vivienda. Además, las fábricas y los servicios ‘no esenciales’ permanecerán cerrados. Las nuevas restricciones estarán vigentes por al menos tres semanas. Las medidas se implementarán a partir del viernes hasta fin de octubre.

Durante una reunión del gobierno que comenzó anoche (miércoles) y que se prolongó hasta las horas de la mañana, los ministros votaron a favor de endurecer las restricciones de salud ya vigentes en el país.

Leer más: Coronavirus: Preocupación en Israel porque el sistema de salud está al borde del colapso

A pesar de la oposición del director de la lucha contra el coronavirus, el profesor Ronni Gamzu, el ministro de Finanzas, Israel Katz, y el gobernador del Banco de Israel, Amir Yaron, todas las fábricas y servicios «no esenciales» permanecerán cerrados durante el confinamiento.

«No se suponía que el sector privado debía cerrar. Lo que se propone ahora no tiene precedentes en el mundo, ningún país ha aprobado tales medidas», dijo Katz. «La propuesta aquí no es en absoluto similar a la de marzo y abril [el primer cierre impuesto en Israel]. Tuvimos el segundo cierre más severo del mundo y se hizo un gran daño a la economía».

Shira Greenberg, advirtió el miércoles que tales medidas costarían a la economía aproximadamente 35.000 millones de shekels (más de 10.000 millones de dólares).
Greenberg también señaló que si el cierre se extiende a un mes, se estima que la economía sufrirá una pérdida 50 mil millones de shekels (15 mil millones de dólares). Shira, es la economista en jefe del Ministerio de Finanzas

Los rezos al aire libre y las protestas se limitaron a grupos de hasta 20 personas y a no más de 1 kilómetro de la vivienda. Las sinagogas sólo abrirán en Yom Kipur y estarán sujetas a las directivas de salud del gobierno.

Israel, un país de unos 9 millones de habitantes, tiene ahora una de las tasas más altas de coronavirus per cápita del mundo. Los funcionarios de salud afirman que los hospitales se están acercando rápidamente al límite de su capacidad.
La semana pasada, el gobierno impuso un cierre nacional que cerró escuelas, centros comerciales, hoteles y restaurantes.
Durante las últimas 24 horas, se registraron 6.826 nuevos casos de coronavirus.

Ynet en español

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here