Ex militar sentenciado a 45 años por complot neonazi para matar soldados

Ethan Phelan Melzer
Ethan Phelan Melzer

Un ex militar del ejército de Estados Unidos fue sentenciado a 45 años de prisión por compartir información confidencial con un grupo neonazi.

Se trata de Ethan Phelan Melzer (24), de Louisville, EE.UU., quien intentó un complot para matar a miembros de su propia unidad durante el servicio en el extranjero.

El militar era miembro de la Orden de los Nueve Ángulos (09A), un “grupo supremacista blanco, neonazi, satanista y yihadista que promueve la violencia extrema para acelerar y causar la desaparición de la civilización occidental”, escribieron los fiscales en documentos judiciales durante su sentencia a prisión.

El grupo, que expresa admiración tanto por Hitler como por Osama bin Laden, instruye a sus seguidores a cumplir objetivos «siniestros». Intentan infiltrarse en varias organizaciones, incluso bandas militares y callejeras, para obtener entrenamiento y experiencia en tácticas violentas, según los fiscales.

Melzer se alistó en el ejército en 2018 y “se infiltró en sus filas como parte de una función de perspicacia para promover sus objetivos como adherente de O9A”, dijeron los fiscales en un comunicado .

Por su parte, en 2019 lo enviaron a Italia como miembro del Equipo de Combate de la Brigada Aerotransportada 173. Mientras estuvo allí, se suscribió a foros en línea encriptados, donde descargó videos de ataques yihadistas contra tropas de EE.UU. y consumió propaganda de extrema derecha, neonazi y otros supremacistas blancos.

Además, un año después, el ejército reasignó a Melzer a una unidad programada para otro despliegue en el extranjero. Objetivo: proteger una base militar aislada y delicada en Turquía.

Después de enterarse del despliegue y asistir a las sesiones informativas sobre la transferencia, el ex soldado comenzó a pasar información confidencial y clasificada a los miembros de O9A a través de un canal de Telegram, “División RapeWaffen”.

Melzer compartió la ubicación precisa de la base militar, la cantidad de soldados que custodiarían la instalación y cómo estarían armados. Proporcionó la información para facilitar lo que llamó un ataque con bajas masivas contra su pelotón.

Creía que un ataque tan directo contra el ejército estadounidense provocaría a EE.UU. a una guerra en el extranjero. “Todo al servicio de una organización supremacista blanca depravada empeñada en la violencia sádica y la destrucción de la sociedad civilizada”, escribieron los fiscales.

El 23 de mayo de 2020, cinco días antes de la fecha prevista para el despliegue del Sr. Melzer en Turquía, varias de sus comunicaciones iniciales sobre el ataque se reenviaron a un grupo de chat O9A en Telegram que incluía una fuente confidencial del FBI.

Luego, Melzer identificó a la persona que envió sus mensajes como un ex paracaidista canadiense. Pero los investigadores federales creen que en realidad era un menor que vivía en Canadá y se hacía pasar por un ex paracaidista.

Para el 26 de mayo de 2020, la fuente confidencial del FBI expuso el plan del Sr. Melzer a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. El despliegue programado de su pelotón se pospuso para protegerlo y permitir que los funcionarios investigaran el complot.

Durante esa investigación, la fuente confidencial del FBI le preguntó qué le hizo pensar que podría salirse con la suya dañando al ejército estadounidense. Melzer respondió, “porque paso desapercibido y no hablo de mi vida personal o mis creencias con nadie”.

Los investigadores militares lo detuvieron el 30 de mayo de 2020, cuando su pelotón iba a abordar autobuses al aeropuerto en Italia rumbo a Turquía.

Lo acusaron en junio de conspirar e intentar asesinar a miembros del servicio militar, entre otros cargos.

Se declaró culpable en junio de 2022 de intentar asesinar a miembros del servicio de EE.UU., brindar apoyo material a terroristas y transmitir ilegalmente información de defensa nacional, creyendo que podría usarse para dañar a EE.UU..

El juez Gregory H. Woods del Tribunal Federal de Distrito para el Distrito Sur de Nueva York lo condenó a 45 años de prisión, el mismo plazo que solicitaron los fiscales federales.

 

Vía The New York Times

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí