El primer ministro Benjamin Netanyahu inauguró esta mañana un nuevo Monumento a los Caídos, diciendo: “El sacrificio de los soldados israelíes caídos permite al pueblo judío vivir libremente en su propia tierra”.

Hablando en la apertura de la ceremonia del Día del Recuerdo en el edificio Yad LeBanim en Jerusalem, Netanyahu también elogió a Israel como una “maravilla histórica”:

“Somos un pueblo, y queda claro que, si no fuera por los sacrificios de nuestros hijos e hijas, no seríamos un pueblo libre en nuestra propia tierra”, dijo el primer ministro. “El Estado de Israel es una maravilla histórica”.

El nuevo sitio conmemorativo, dijo, se convertirá en “uno de los símbolos del estado de Israel”.

“Este edificio nos enseña el sacrificio por causa de la tierra y del pueblo de Israel. Sus muros están construidos de valentía, fuerza y ​​sacrificio. Y es el recuerdo que nos une a todos “, dijo.

El sitio está destinado a conmemorar a cada uno de los más de 23.000 soldados muertos desde antes del establecimiento del Estado judío.

La construcción del monumento comenzó en enero de 2015. La estructura costó 75 millones shekels ($ 20 millones de dólares), con otro 14 millones de shekels invertidos en multimedia. El sitio se abrió hoy a las familias de soldados caídos.

Hablando en la ceremonia, el presidente Reuven Rivlin dijo que el sitio daría una respuesta a aquellos padres que se preguntan: “¿ Quién recordará a nuestros hijos después de su muerte?”.

“Ahora más que nunca prometemos: el recuerdo de nuestros hijos e hijas se inscribirá en el corazón de la nación, de generación en generación”.

El primer ministro Benjamin Netanyahu fue interrumpido el domingo por la mañana por un padre desolado durante la ceremonia de apertura de un nuevo monumento al recuerdo de los soldados caídos de Israel antes del Día de los Caídos en Israel, que comienza en la noche.

Momentos después de su discurso en el cementerio nacional del Monte Herzl en Jerusalén, el primer ministro fue interrumpido por un hombre que gritaba: “¡Discúlpate! No te perdono!”.

-No olvidaré las lágrimas de Leah Goldin -añadió el hombre.

Probablemente se refería a un incidente ocurrido hace dos semanas durante una audiencia turbulenta del Comité de la Knesset, en la que dos Miembros de la Kneset del Likud gritaron a familias en duelo, por criticar al Primer Ministro, reprochándole su conducta durante la guerra de Gaza de 2014.

David Bitan, parlamentario del Likud, llamó “mentiroso” a otro padre desolado .

Un grupo de padres cuyos hijos fueron asesinados en la operación envió una dura carta a Netanyahu la semana pasada, condenando la falta de disculpa por el incidente. Netanyahu solo expresó su “pesar” por el comportamiento de los miembros de su partido en la Knesset, sin llegar a una disculpa completa.

Información: Times of Israel/ Traducción: May Samra y Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta