Reinhold Hanning, ex guardia del campo de exterminio nazi de Auschwitz que fue condenado el pasado año por la Justicia alemana por haber colaborado en la muerte de al menos 170.000 personas, ha muerto a los 95 años, según ha confirmado este jueves su abogado, Andreas Scharmer.

El nonagenario falleció cerca de la ciudad alemana de Detmold, en el centro-oeste de Alemania. A mediados de junio de 2016, el Tribunal de Detmold dictó contra Hanning una pena de cinco años de cárcel.

Durante el juicio, el acusado admitió haber sido miembro de las temidas SS del dictador Adolf Hitler y haber tenido conocimiento de los asesinatos. Asimismo, quedó probado que era consciente de que el sistema de exterminio nazi sólo podía funcionar si las víctimas eran vigiladas por personas como él.

Hanning estuvo presente en el campo en la llamada “Operación Hungría”, durante la cual vio la deportación de 425,000 judíos húngaros a Auschwitz durante un periodo de tres meses en 1944. La mayoría de ellos fueron asesinados en la cámara de gas a su llegada al campo.

En total, durante la Segunda Guerra Mundial fueron asesinadas más de un millón de personas en Auschwitz.

Hanning pudo ser condenado gracias al cambio de enfoque de la Justicia alemana que vino propiciado por la condena de John Demjanjuk a cinco años de prisión en 2011 por complicidad en más de 28.000 asesinatos en el campo de exterminio de Sobibor.

Hasta entonces las Fiscalías alemanas sólo presentaban demandas contra aquellos cuya participación directa en los delitos podía ser demostrada, debido a una sentencia de 1969 de la Corte Suprema de Alemania que sostenía que no todo aquel que estuvo involucrado en la maquinaria asesina de los campos de concentración podía ser responsabilizado por todo lo que ocurrió dentro.

Vía El Mundo

Sin comentarios

Deje una respuesta