Un grupo grande de sobrevivientes de la Shoá, congregados en la agrupación Yaz Ezer-La Haver, que viven en Israel, se congregaron dentro de la embajada de Polonia en Israel para manifestar su descontento y desagrado con respecto a la ley que fue aprobada por el Parlamento y que fue ratificada por el presidente polaco,Andrzej Duda.

Los sobrevivientes ingresaron al complejo dónde se encuentra la embajada para manifestarse en contra de la ley. Muchos de ellos tenían carteles en la mano con consignas como: “Todavía tengo pesadillas sobre lo que hicieron los polacos”, “ninguna ley puede borrar la Historia” y “la ley polaca es una bofetada al pueblo de Israel”.

Con está ley están previstas penas de hasta tres años de cárcel por atribuirle “falsamente los crímenes de la Alemania Nazi a Polonia”. Por ahora, la ley no entró en vigencia dado que todavía no fue publicada en el Boletín Oficial polaco. En una conferencia de prensa, el presidente Duda aseveró que la enviará a un Tribunal Constitucional para ver si el lenguaje expresado está bien utilizado y sino violan la libertad de expresión.

Fuente: Diario Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta