En la noche del martes se enfrentaron Nacional de Montevideo (Uruguay) y San Lorenzo de Almagro (Argentina). Era el partido revancha por los octavos de final de la Copa Sudamericana. En el partido de ida, el equipo argentino había ganado 3 a 1. En el de vuelta, el local ganaba 2 a 0 ( y clasificaba por hacer valer el gol de visitante); faltaban pocos minutos cuando sucedió esta jugada en la que San Lorenzo casi empata y el local se salvó “de milagro”.

¡Baruj Hashem, Baruj atá Adonai! ¡Ya pasó Iom Kipur!… ¡como se salvó Nacional! gritó el relator. Baruj Hashem significa “Bendito sea el nombre de Él” y se utiliza para agradecer alguna buena acción.

Escuchá el audio aquí:

1 Comentario

  1. ¿Pero se trata de un cristiano que aprendió a decir eso o el relator es judio? Ese dato es el que realmente falta en la nota….

Deje una respuesta