Israel descubre una nueva terapia para el cáncer de cerebro

Regina Golan Gerstl, doctora del Colegio Médico Hadassah de la Universidad Hebrea, identificó exitosamente una proteína genética involucrada en el desarrollo del cáncer de cerebro más común y agresivo encontrado en adultos, llamado glioblastoma.

Para los 22.000 ciudadanos americanos que son diagnosticados cada año con cáncer de cerebro, éstos nunca antes conocían los aspectos moleculares que pueden proveer un nuevo diagnóstico y opciones de tratamiento para los pacientes.

Golan-Gerstl y su equipo de bioquímicos, apoyados por el Fondo de Investigación de Cáncer de Israel – ICRF por sus siglas en inglés, descubrió un factor de empalme hnRNP A2/B1, un gen proteico encontrado en humanos, el cual se detectó que tenía niveles más altos que los normales en las muestras de glioblastoma.

Se llevó a cabo un estudio en ratas de laboratorio para ver qué pasaría si se le inyectan células de gliobastoma. Poco después de esto los animales desarrollaron rápidamente grandes tumores, pero cuando los investigadores usaron una técnica para reducir el hnRNP A2/B1 antes de la inyección, los ratones desarrollaron solo pequeños tumores o ninguno.

“Estos resultados sugieren que el hnRNP A2/B1 es un oncógeno conductor – un gen que causa que las células normales se conviertan en cancerígenas – y probablemente contribuye directamente al desarrollo del glioblastoma”, dijo el Dr. Rotem Karni, cuyo laboratorio fue usado en el descubrimiento.

El Dr. Karni dijo que “la sobre expresión y amplificación de hnRNP A2/B1 se corresponde con la pobre prognosis de pacientes de glioma, mientras que la eliminación de este gen se corresponde con una mejor prognosis que el promedio. Regular hacia abajo los niveles de éste en las células de glioblastoma debería ser considerada una nueva estrategia para su terapia”, dijo.

Estos investigadores están continuamente tratando de identificar los genes que son regulados por el hnRNP A2/B1. El Dr. Karni destacó que en estudios previos de células cancerígenas de cerebro y mama con una caída de este gen identificaron “genes clave para caminos muy importantes involucrados en el desarrollo y mantenimiento del cáncer”, así también como genes que indican la proliferación del cáncer o la supresión de un tumor.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here