«Hay que colgar a los periodistas, son como judíos´´, la expresión que le costó el cargo a un alcalde austríaco

El alcalde de la ciudad austriaca de Gföhl renunció a su cargo después de afirmar que los periodistas que informaban sobre los inmigrantes debían que ser colgados porque “son como judíos”.

Según informaron los medios locales, el alcalde expresó la espantosa frase en un encuentro del Consejo de la ciudad cuando hablaba del problema de los inmigrantes que buscan alojamiento en un complejo planeado en la ciudad.

“No me importan los solicitantes de asilo, culpo a los periodistas. Tienen que ser colgados, son como judíos“, dijo el alcalde Karl Simlinger.

Su afirmación fue reportada por Günter Steindl y Sabine Mai, unos representantes del Consejo de la ciudad, que acusaron al alcalde de xenofobia y antisemitismo.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here