Kovadloff: «Los motivos encubiertos del memorándum son de orden económico»

El ensayista y pensador Santiago Kovadloff mantuvo una charla con Vis a Vis en la que analizó los dichos de Cristina Kirchner con respecto al memorándum y con el pedido a los bloques de la oposición para que presenten proyectos alternativos.

¿Qué le parecieron las palabras de Cristina Kirchner sobre el memorándum de entendimiento?


– Me hubiera gustado que no fuese necesario que las dijese y hubiese admitido desde un comienzo que el camino que la llevo a proponer ese memorándum: era erróneo, peligroso y humillante para el país. La presunción que ella tuvo  y que la llevo a decir en ese discurso que el memorándum debía ser bueno puesto que los iraníes vacilaron largo tiempo en manifestarse sobre él, es de una ingenuidad lamentable. Los iraníes son los creadores de ajedrez, y con un pueblo que ha creado ese deporte presumir que hay ingenuidad en su conducta es erróneo, y la presidente se equivocó. Además le ha hecho un enorme daño a la comunidad judía, en particular, y a la Nación en general en buscar a los responsables del atentado como aliados en este proceso de esclarecimiento paradójico, porque ha eso la impulsaron motivos que han quedado en la oscuridad y sobre los cuales yo creo que hubiese sido indispensable que la presidenta en su discurso de apertura del Parlamento se pronunciará.

¿Qué opinión le merece el pedido de la presidenta para que la oposición elabore proyectos alternativos?


– Me pareció correcto y astuto el pedido porque con está conducta Cristina le dijo a la oposición : ¿Ustedes saben cómo hay que proceder, díganmelo?. La presidenta siempre se defiende de todo aquello que pueda comprometer su suficiencia.

 ¿Porqué cree que el Gobierno está interesado en el tratado?


– Los motivos profundos y encubiertos son de orden económico y tienen que ver con el esfuerzo que el gobierno ha hecho, y viene haciendo hace tiempo, para obtener recursos en favor de su propio manteniendo en el poder.

 ¿Que opinión le merece la actuación del Canciller Héctor Timerman en el memorándum?


– La conducta de Timerman es doblemente lamentable porque probó, una vez más, que todo lo que sabe cómo judío debía ser dejado de lado para privilegiar todo lo que le corresponde hacer como funcionario. Esta disociación es éticamente terrible, y los hechos terminaron demostrando que en el ejercicio de la vida diplomática la ética y el servilismo están disociados.



DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here