La diáspora es acusada por la guerra de Gaza

Alrededor del 80 por ciento de los judíos británicos percibe que los no-judíos los culpan de las acciones del gobierno israelí, según lo revela un nuevo estudio sobre el antisemitismo en el Reino Unido.

De acuerdo con el estudio, escrito por la Dra. Laura D. Staetsky y el Dr. Jonathan Boyd para el Institute for Jewish Policy Research, el antisemitismo se conecta regularmente a las circunstancias en Israel, y los judíos sienten que son responsables de las decisiones militares y políticas del gobierno israelí.

Mientras que ellos no perciben a la crítica de Israel como antisemitismo, los judíos británicos dicen que la crítica hostil hacia el Estado judío se experimenta como antisemitismo, en particular cuando se trata de las llamadas al boicot, la desinversión y las sanciones, o las acusaciones de limpieza étnica.

Además, el estudio muestra que “la mayoría de los encuestados (más de las tres cuartas partes) sostuvieron que frecuentemente escuchan o leen paralelismos entre Israel y el nazismo”.

El informe plantea que la relación de los judíos en la Diáspora con Israel es a menudo “muy personal.” Para ellos, “Israel no representa simplemente un lugar o de un conflicto, sino que es más bien un componente fundamental de la identidad judía”.

A la pregunta de quiénes son los autores de actos antisemitas, ellos identifican frecuentemente a dos grupos, adolescentes musulmanes extremistas o activistas de izquierda.

El estudio muestra que se ha producido un aumento en la prevalencia percibida de antisemitismo en el Reino Unido. Una “mayoría clara”, casi el 70 por ciento de los encuestados, dijeron que creen que el antisemitismo se ha agudizado en Gran Bretaña en los cinco años previos a la encuesta, para la que se recolectaron datos en 2012 y fue publicado el 18 de julio de 2014. La publicación de la encuesta coincide con el aumento de los combates entre Israel y la Franja de Gaza.

Las formas más problemáticas de antisemitismo son las cometidas en Internet y en los medios de comunicación, según la encuesta, mientras que la violencia y el vandalismo parecen ser raras. El acoso, en cambio, es más común: uno de cada cinco encuestados dijeron que lo habían sufrido en los 12 meses previos a la encuesta, y una proporción similar manifestó que había sido víctima de discriminación en ese momento.

El estudio se llevó a cabo en el Reino Unido como parte de un ejercicio más amplio de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales, que incluyeron ocho Estados miembros de la Unión Europea adicionales: Bélgica, Francia, Alemania, Hungría, Italia, Letonia, Rumania y Suecia.

En comparación con los otros Estados de la UE encuestados, se encontró que el Reino Unido tiene un nivel relativamente bajo de antisemitismo. “Por ejemplo”, dice el informe, “la proporción de encuestados británicos que piensan que antisemitismo es un problema en el país (alrededor de la mitad) es inferior a las proporciones equivalentes en Bélgica, Francia, Alemania e Italia. ”

El informe también explora el asuntos del brit milá (circuncisión masculina) y de la Shejitá (faena ritual), cuestiones controvertidas en la Europa moderna. Una “mayoría clara” (más del 80 por ciento) de los encuestados “consideraría que la prohibición de brit milá es un problema” y las dos terceras partes se sentirían de manera similar sobre la prohibición de Shejitá.

Según el informe, los judíos ortodoxos son más propensos a experimentar el antisemitismo. Cuando se trata de informar el antisemitismo a las autoridades, el informe indicó que muchos incidentes no se denuncian. “Los casos de acoso tienen menos probabilidades de ser informados: se estima que siete de cada diez de estos casos nunca son reportados a una autoridad u organización adecuada”.

Fuente: Diariojudio.com

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here