La Comunidad Judía de Madrid demandó a escritor español por escribir un artículo antisemita

La Comunidad Judía de Madrid promovió una causa contra el escritor español Antonio Gala por escribir un artículo titulado ‘¿Los elegidos?’ y publicado por el diario El Mundo, en el que manifiesta expresiones antisemitas.

Galardonado en 1989 con el Premio León a los valores cívicos, Gala es uno más de los numerosos intelectuales que creen que el trágico conflicto en la Franja de Gaza les habilita para descargar su ponzoña contra el pueblo judío y justificar las expulsiones pasadas.

«Ahora le toca sufrir sus abusos a Gaza…y lo revisan todo con una apariencia de justicia indebida. Nunca son claros», es una de las frases que escribió Gala.

«No extraña que los expulsen tanto», escribió en su pequeña columna. «Lo que extraña es que los vuelvan a llamar. Porque o no son buenos o alguien los envenena. No soy racista», afirmó.

El pueblo judío «podría haberle hecho mucho bien a la humanidad»…pero es «como si no estuviera hecho para convivir», expresó el escritor español.

La Comunidad Judía de Madrid, ha presentado una denuncia a la justicia local por el presunto delito de incitación al odio y otras supuestas ofensas; y espera que otras colectividades hebreas españolas se sumen a la demanda.

Este es el artículo de Antonio Gala:
¿Los elegidos? 

El PUEBLO hebreo, de antigüedad probada por tratos íntimos y altibajos con su divinidad, podía haber hecho mucho bien a la humanidad: por su cautela, su prudencia y aguante, su aparente fidelidad religiosa y su ratificada administración de cualquier dinero… Lo que sucede es que, de pronto, harta a la parte de la humanidad con la que vive: fenómeno reiterado de su historia: como si no estuviera hecho para convivir. De pronto o se harta o se parte. Y se forma la marimorena o la marijudía. Esto es lo que hubo, hay y seguirá habiendo, porque siempre lo ha habido. Llámense como se llamen sus jefes civiles o militares, todos acaban metiendo la pata si les peta: es historia milenaria. Ahora le toca sufrir sus abusos a Gaza… Y lo revisan todo con una apariencia de justicia indebida. Nunca son claros. Piden lo que se les dio y que aceptaron; pero con novedad de grados, dimensiones, beneficios y con la presión nueva que da el poder situado en otra parte del mundo y la invisible comunidad de sangre… Normal en general, se arregla para meter la pata al final, con los más débiles o los que disfrutan hoy de sus tierras de anteayer… Siempre es así. No extraña que los expulsen tanto. Lo que extraña es que los vuelvan a llamar. Porque o no son buenos o alguien los envenena. No soy racista.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here