Israel reconoció la labor de un diplomático español que salvó a judíos del Holocausto

El Museo de Yad Vashem le realizó un homenaje a Sebastián de Romero Radigales, diplomático español que salvó la vida de centenares de judíos que iban al exterminio.

Romero Radigales llegó a Atenas en 1943 para asumir en el cargo de nuevo jefe de la legación diplomática española. Grecia ya estaba bajo ocupación de la Alemania nazi y en marzo de 1943 había comenzado la deportación de los judíos de Salónica a Auschwitz. En cinco meses fueron deportados 48.000 judíos de una comunidad que existía de la época helenística. Solo 2.000 sobrevivieron. Los alemanes decidieron que no iban a deportar a los españoles e italianos, pero pese a una reticencia del gobierno español se negaron a repatriarlos. Por este motivo, Romero Radigales con su condición de diplomático comienza a ayudar a centenares de judíos, y logró que 367 judíos fueran deportados tras haber conseguido pasaportes.

Esta acción de este diplomático español no se hubiera sabido sino hubiera sido por el testimonio de Isaac Revah, que ahora tiene 80 años, pero que en 1943 era un niño de 9 que nació en el seno de una familia judía en Salónica y se salvó de la muerte gracias a Romero Radigales, Por este motivo, Radigales fue reconocido como Justo de las Naciones, el 26 de febrero de 2014, tras un largo proceso impulsado Revah y por la nieta del diplomático, Elena Colitto Castelli, que contaron con la ayuda de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg y posteriormente del Centro-Sefarad de Israel.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here