La marina de Israel interceptó intentos de contrabando de armas a Gaza

Según un informe publicado por el medio israelí «The Jerusalem Post», la marina de ese país ha interceptado múltiples intentos de contrabando de material de fabricación de armas hacia Gaza desde el fin de la guerra en agosto.

Esa información provino de las declaraciones del comandante de la marina de alto rango, comandante Eli Soholitski, al frente del Escuadrón 916 de la marina durante dos años. Justamente, este escuadrón es la formación más grande de la marina, responsable de la defensa de todo el sector de Ashdod a la Franja de Gaza, y participó en gran medida en el conflicto de 50 días con Hamas y la Jihad Islámica el verano pasado.

Soholitski está a punto de tomar el mando del Escuadrón 32, una formación del sector naval del norte.

«Nuestras embarcaciones están listas para ir a las misiones ofensivas en cualquier momento. Ha habido más de unos pocos intentos de infiltrarse en el cierre naval. Hemos llevado a cabo la actividad sobre los buques que violaban el cierre «, dijo Soholitski.

Hamas dispara cohetes hacia el mar cada pocos días, como parte de su programa de actualización de armas. Estos lanzamientos son utilizados por Hamas para experimentar con distintos modelos de proyectil. «Están haciendo experimentos y buscan comprobar sus cohetes. Se trata de una parte de su producción de armas nacionales. No dudamos, al final de la guerra, que su objetivo sería la construcción de más armas. Hacemos un seguimiento de cada uno de esos lanzamientos, destacando la calidad del cohete y su área de distribución», dijo Soholitski. Este tipo de inteligencia naval constituye un componente central de la capacidad de la IDF para trazar las amenazas futuras, afirmó.

«Seguimos viendo intentos de contrabando de armas o de material para construirlas. El mar es una plataforma muy conveniente para el contrabando. Los terroristas todavía tienen un gran túnel de contrabando, y se llama el Mediterráneo», dijo Soholitski. Cuando se le preguntó si el bloqueo de los túneles de contrabando que unían el Sinaí a Gaza podría conducir a un aumento de los intentos de contrabando naval, Soholitski respondió en forma afirmativa. «Al final, nuestra área de cobertura es muy grande. Esto nos obliga a ser profesionales y garantizar que el contrabando no suceda. Tenemos que invertir en recursos tecnológicos para lograrlo y en las personas. No hay equipos que puedan hacer este trabajo sin los ojos de un controlador de la marina de guerra. Nada es automático. Las personas son el centro de todo esto», dijo.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here