¿Por qué Israel debería ser un ejemplo para el mundo? Por Iosef Neira

Hoy leía un artículo que mencionaba la anécdota del gobernador británico en la India dijo a quienes querían seguir quemando viudas en la pira del marido difunto: «Háganlo, puesto que son sus costumbres. Yo levantaré un patíbulo junto a cada pira, y en él ahorcaré a quienes quemen a esas mujeres. Así ustedes conservarán sus costumbres y nosotros las nuestras». ¿Deberá llegar a estos extremos el mundo occidental, ante el avance del Islam radical?

Pues veamos un caso donde convivan el ​i​slam, el cristianismo y el judaísmo, y varios otros ismos…

¿Es usted musulmán, cristiano, judío, agnóstico, ateo, negro, blanco, pobre, rico, comunista, capitalista, europeo, latino, árabe, africano, asiático, hombre, mujer, heterosexual o homosexual? Pues su país es Israel.

¿Quiere usted pasearse en nanobikini por la calle, o de riguroso negro y blanco jaridí, o con vestimenta árabe musulmana? Pues su país es Israel.

¿Quiere que sus hijos estudien en colegios laicos, religiosos judíos o religiosos musulmanes? Pues su país es Israel.

¿Libertad de prensa para atacar por prensa y televisión al gobierno de turno, no importando sí es usted árabe o judío? Pues su país es Israel.

¿Donde convivan lo milenario con la más alta tecnología? Pues su país es Israel.

Todo ésto sería un paraíso, sí no fuese por esos radicales musulmanes que no ven otra opción que el todo o nada. Lo quisieron todo el 48 y lo siguen soñando hoy. Para estos musulmanes radicales, no existe el respeto por los derechos del otro, o eres como ellos, o te sometes a ellos como una subespecie pagando tributo por respetar tu vida…o tu cabeza pierde contacto con el resto del cuerpo…

Israel no vivirá en paz mientras no acabe con los productores de odio como Abu Mazen, acusándonos de genocidio en Gaza, ni Occidente mientras no acabe con grupos terroristas como Estado Islámico, sus instigadores y financistas.

Israel ha logrado ser una democracia con libertades para todos, al crisol de las batallas de la guerra árabe-israelí, demostrando al mundo, que la libertad y los derechos de cada uno no se ganan con sólo ruegos al cielo o buenas intenciones, sino con lo que se haga necesario para conquistarlas y defenderlas.

Fuente: PorIsrael.org

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here