Claudio Avruj: »Es la profundización de los valores y nuestro deseo más íntimo de vivir en una sociedad unida»

Ante más de 10.000 personas, el subsecretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Claudio Avruj, brindó un discurso en el cierre del Shabbos Project que se realizó en el Planetario y destacó el festejo, la vida comunitaria y la profundización de los valores.

A continuación el discurso:

«Shavua tob, en verdad es emocionante, regocija el alma ver tanta gente con tanta buena disposición y con decisión de mostrar la comunidad unida en quizás lo más emblemático que tenga nuestro pueblo junto con la Torá como es el Shabat. Todos sabemos lo que significa el Shabat, o la mayoría creemos, pero es bueno recordar que es la consagración al día de descanso, pero también es la profundización de los valores y nuestro deseo más íntimo de vivir en una sociedad unida, en armonía, en educación, en reconocimiento y respeto».

«Es en la misma frecuencia en que me toca a mí como funcionario de Gobierno, comprometido con mi comunidad, y con el compromiso del Gobierno hemos decidido abiertamente y con total convencimiento acompañar esta actividad que se lleva a cabo conjuntamente en 460 ciudades del mundo. No es común porque perdimos el hábito de salir al espacio público con convicción, con orgullo a festejar y no solamente a reclamar, a reprochar o exigir cosas que se nos deben. Hoy poder la comunidad judía salir a la calle pública de la ciudad de la sociedad de Buenos Aires, y de la sociedad porteña pueda reconocer que hay una comunidad que sale a ofrecer lo mejor que tiene es digno del aplauso, reconocimiento y alegría».

«Leí lo que dijo el secretario de la DAIA de lo que fue el amasado de jalot del jueves, que abuelas, madres e hijas se congregaron llevar a cabo esta actividad. Él dijo que esa actividad en conjunto, en comunidad era un bálsamo en la vida comunitaria. Y vuelvo a afirmar, y lo digo para que todos lo sepan, es un bálsamo, una caricia al alma y también fortalece nuestro orgullo, nuestra decisión de pertenecer, nuestra decisión de ser  y nuestra convicción de defender nuestra identidad y nuestros valores. Valores que no son sólo para nosotros, que son paraqué toda la sociedad en este país donde decidimos vivir los adopten, los entiendan, los respeten y condigan con nosotros como nosotros queremos».

«Realmente muchísimas gracias desde el Gobierno de la Ciudad por aceptar con todos ustedes está propuesta. Muchísimas gracias por este acto de valentía. Muchísimas gracias por este acto de orgullo y seguramente las cinco mil mujeres del jueves y las más de diez mil [personas] de hoy, el año que viene se multiplicará por mucho, mucho y cada año esto será un hito en la vida de la comunidad judía argentina. Shavua Tob, muchísimas gracias y que sea un año de paz y felicidad para todos».

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here