Concierto recordatorio de la Kristallnacht: La música como ejercicio de la memoria

A 76 AÑOS DE LA NOCHE DE LOS CRISTALES ROTOS- Se realizó el Concierto por la Memoria organizado por el Museo del Holocausto en La Usina del Arte en un auditorio colmado por el público que vivió una noche mágica recordando a través de la música lo que fue hace 76 años el primer pogrom organizado por el nazismo contra la población judía por medio de una serie de ataques a Sinagogas y Bibliotecas, entre otro lugares.

El concierto tuvo una convocatoria muy exitosa, en la que también participaron dirigentes comunitarios, como Jorge Knoblovits en representación de la DAIA; el Embajador de Alemania en Argentina, Bernhard Graf von Waldersee, y la diputada nacional, Patricia Bullrich, como así también toda la comisión directiva del museo. Antes de dar comienzo con el bellisimo repertorio seleccionado, dio la bienvenida el presidente del Museo del Holocausto, Claudio Avruj, quién resaltó la importancia de conmemorar a través del arte un hecho tan trágico para la historia de la humanidad. A continuación, comenzó al concierto que fue interpretado por el Ensamble Sinfónico 21 que tocó un repertorio muy interesante; primero la obertura de «La italiana en Argel» de Gioacchino Rossini, luego, la suite Sueño de una Noche de Verano del compositor Felix Mendelssohn, y por último el Ensamble Sinfónico 21 interpretó la 8º sinfonía de Beethoven.

Además de las obras seleccionadas el hecho destacado de la noche fue la interpretacion, a cargo de el violinista más joven de la orquesta llamado Marcos, quién tocó la música principal de la película la Lista de Schindler e hizo emocionar a todo el público presente que le retribuyó con un caluroso aplauso. Para cerrar esta jornada de memoria el ensamble interpretó Jerusalén de Oro.

Luego del concierto el embajador alemán en Argentina dialogó con VIS A VIS  y expresó: «El 9 de noviembre es una fecha muy especial para los alemanes por que contiene la alegría y la vergüenza en un mismo día.  Estas coincidencias nos ayudan a valorizar esos valores fundamentales que deben seguir formando nuestra sociedad. Es muy importante mantener en conocimiento de la humanidad lo que puede ocurrir sí el mundo tolera la violencia».

Por su parte, Claudio Avruj, presidente del Museo del Holocausto y subsecretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, expresó: «Si dejamos el recuerdo de la Noche de los Cristales y la Shoá sólo a la comunidad judía, estaremos revelando que la sociedad no ha aprendido las lecciones del pasado. El silencio, la apatía y la indiferencia permiten que se instale el odio, la intolerancia y la prepotencia».

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here