Ataque a indefensos doble ataque. Por Martha Wolff

¿Dónde están los adalides de los Derechos Humanos frente a la Masacre en Jerusalén donde cuatro israelíes ortodoxos fueron asesinados en una sinagoga por palestinos que fueron atacados cobardemente sin poder defenderse?

Es cierto que la fe es poderosa. Para algunos morir rezando podrá ser sagrado pero por ser creyentes y judíos morir con la único arma que es amar a Dios es remontarse a la barbaries conocidas. Es una imagen dejá vu- ya vista- históricamente en el pueblo judío.

¿Dónde están los países que se alinearon con los palestinos según sus criterios indefensos con el último conflicto con Israel mientras que en los túneles en los que se podría haber salvada tanta gente se acumulaban cohetes y armas para matar?

¿Dónde están los que aplauden a un pueblo que celebra la muerte y el asesinato repartiendo golosinas para terminar de endulzar el sabor de la sangre derramada?

¿Acaso apareció en la prensa mundial condenatoria fotos de los israelíes celebrando los cadáveres que se sumaban por la falta de protección de sus dirigentes que estaban bien a salvo?

¿Dónde están las condenas de las otras religiones que están al borde de padecer lo mismo porque no son musulmanes? ¿No es igual el método que el cortar cabezas de IS?

¿El mundo vio a un padre terrorista islámico hacer patear la cabeza de un decapitado extranjero y qué reacción hubo?

Las fotos y filmaciones de los judíos asesinados, sus mantos de oración, sus libros de oraciones, las paredes, los pasillos marcados como arrastrados todo empapados de sangre no se diferencian de los ataques a los guetos por los cosacos en la Rusia Imperial de fines del siglo XIX, las pilas de cadáveres de los campos de concentración, los cuerpos incinerados de las Torres Gemelas y de los ataques a la Embajada de Israel y la Amia.

En esta cultura de la muerte hay reacción cuando no se trata de judíos.

Mis ojos, mi historia, los relatos, las fotos, la familia desaparecida en las mismas situaciones que las imágenes transmitidas me hacer preguntarme si el hombre aprendió algo. Nada de nada.

Los dos terroristas, oriundos de Jerusalén oriental, y armados con pistolas, hachas y puñales más parecidos a los picapiedras cavernicolas que a luchadores por su independencia que nunca aceptaron asumir, son algo más de los atentados cuerpo a cuerpo, los coches utilizados como tanquetas es un plan de una Intifada con variaciones ya que son incapaces de firmar un acuerdo de Paz . ¿Y le pregunto a los defensores de los palestinos que tienen derecho a tener un estado que nunca aceptaron porque quieren lo que está ya hecho, si serán algún día capaces de comportarse como personas y no como bestias.

Atención mundo que todos menos los fanáticos están en la lista de la locura.

Como dicen los franceses : “Dejá vu” y como dicen los antisemitas:”Total son judíos”

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here