Suspendieron al dueño del Wigan por antisemitismo

La Federación Inglesa de fútbol determinó sancionar a Dave Whelan, propietario del Wigan Athletic, por seis semanas y lo multó económicamente por «conducta impropia» al hacer declaraciones en contra de los judíos.

«Creo que los judíos persiguen el dinero más que el resto», había dicho el dueño del equipo que milita en la segunda división del fútbol inglés en una entrevista concedida al periódico The Guardian.

Luego de esas palabras, la FA comenzó una investigación y determinó que durante 6 semanas Whelan no podrá ejercer sus funciones en la institución deportiva y deberá pagar 64.000 euros como multa.

A pesar de las disculpas ofrecidas a la comunidad judía y china, a quienes también atacó en sus palabras, la Federación determinó sancionarlo, aunque en su comunicado no consideró «racistas» las palabras del mandatario del Wigan.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here