Realizaron un acto por el Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto en la Cancillería argentina

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, encabezó en el Palacio San Martín, de la Cancillería, el acto por el Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto, que contó con la presencia de víctimas de la Shoá, Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y 27 embajadores de países de todo el mundo, entre ellos Israel.

En el acto, el ministro de Justicia, Julio Alak, llevó el saludo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y remarcó que “la Argentina es el único país latinoamericano que desde 2004 es miembro pleno de la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto”.

Luego de relatar que había estado junto a la jefa de Estado reunidos con los familiares de las víctimas del atentado a la AMIA, el ministro aseguró: “Hoy es una buena oportunidad para seguir pidiendo memoria, verdad y justicia por las víctimas de los atentados a la AMIA y la Embajada de Israel”.

Por su parte, el secretario de Culto, Guillermo Olivieri, informó que el canciller Héctor Timerman estaba ausente por encontrarse en la cumbre de la Celac, en Costa Rica, pero que representantes de la Cancillería y del Gobierno nacional estaban en el acto internacional en Auschwitz.

“Nuestro país está comprometido en recordar y honrar a las víctimas, a sostener la terrible verdad del Holocausto, a enfrentarse a quienes lo distorsionan o lo niegan y a combatir el antisemitismo, así como el racismo y el prejuicio contra los grupos étnicos”, remarcó Olivieri.

En ese contexto, el ministro de Educación, Alberto Sileoni, aseguró que “en las aulas la sociedad decide qué es lo que quiere transmitir a las nuevas generaciones” porque “es posible educar para la discriminación, la competencia, sin valores, para el individualismo, es posible educar para la muerte, entonces el mejor homenaje que nosotros podemos hacer a las víctimas es justamente lo contrario, exorcizar ese camino de una educación que no tenga un soporte axiológico, se debe educar para la vida”.

“Después de Auschwitz ocurrió Camboya y Ruanda, no pudimos salir de aquel mandato de que Auschwitz no se repitiera, se repitió, por eso hay que educar sobre el Holocausto pensando que puede ocurrir de nuevo, aunque sea doloroso, si Auschwitz fue posible entonces vuelve a ser posible, lo decía Primo Levi para siempre, si la humanidad ya estuvo allí, la humanidad puede volver”, dijo el ministro.

Asimismo, Sileoni remarcó: “Allí hay una tarea decisiva que hacen las 50 mil escuelas con los 12 millones de alumnos, el millón de docentes, la escuela debe enseñar que toda vida merece respeto porque miles de chicos discapacitados en la Alemania nazi eran clasificados como vidas sin valor”.

Entre el público, estuvieron presentes los embajadores de Israel, Australia, España, Francia, Italia, Alemania, Turquía, Austria, Sudáfrica, Grecia, Rusia, Ucrania, Colombia, Costa Rica, Georgia, Azerbaiyán, Angola, Unión Europea, Suiza, Irlanda, Panamá, México, Nigeria, El Salvador, Brasil, Uruguay, República Checa y la República Democrática del Congo.

El acto se inició con un minuto de silencio y el encendido de velas en conmemoración de las víctimas, en tanto que luego el representante de la OMS/OPS y coordinador residente en Argentina del sistema de Naciones Unidas, Pier Paolo Balladelli, remarcó la importancia de que «este evento sea un momento no solamente de recuerdo sino también de impulso para los grandes valores de defensa de los derechos humanos».

Fuente: Télam

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here