España: Crean un centro judeocristiano para el diálogo interreligioso

La Universidad Francisco de Vitoria (UFV) acogió la presentación oficial del Centro Isaías 2, un lugar de encuentro judeocristiano para el diálogo interreligioso. Durante la presentación del libro La soledad del hombre de fe, que sirvió como primera actividad del centro, el rabino Meir Soloveichik, director del Centro Straus para la Torá y el Pensamiento Occidental de Nueva York y sobrino del autor, reflexionó junto al rector de la Universidad Eclesiástica San Dámaso, Javier Prades, y el editor de Nagrela, Rubén Lerner, sobre las cuestiones que plantea la obra.

Durante la apertura del acto, el rector de la UFV, Daniel Sada, destacó los objetivos principales de esta iniciativa: «Creemos en este diálogo entre judíos y cristianos, y queremos responder a algo que es una característica del mundo actual: la secularización. Queremos gritar al mundo que el secularismo excluye de casi cualquier forma de sentido último de la vida y de que esté presente Dios en ella».

En búsqueda de la verdad

Las dos comunidades se unen, por tanto, para reflexionar sobre el destino que plantea la fe y la búsqueda de la verdad del hombre, de la sociedad, de la historia, de la ciencia y de Dios. La nueva institución surge fruto de la profundización del ideario de la UFV. «Nos jugamos todos el sentido de nuestra vida” y que esta reflexione ante sí misma y ante la sociedad sobre el destino que plantea la fe “es un servicio, una diaconía de la verdad», aseguró también el rector.

Durante la presentación, el rabino Soloveichik hizo mención a algunos pasajes del libro de su tío, entre los que destacó la importancia del Sabbat (día de descanso para los judíos) y la relación entre la pérdida de la fe en Europa y el descenso de la natalidad. «Para muchas generaciones, el Sabbat sigue siendo la forma de revalorizar la familia, y decir que el mundo es nuestro y que todos somos iguales», aseguró.

Para Soloveichik, que dirige una sinagoga hispano-portuguesa en Nueva York, la falta de fe en Europa es alarmante. «Siempre se ha creído que la falta de fe es antes que el descenso de natalidad y sin embargo es al revés. Tener hijos es la mayor imitación de Dios que puede hacer el hombre, no solo porque se muestra su majestad sino porque criando a un hijo se puede ver el amor que Dios tiene también por nosotros», concluyó el líder religioso.

El rector de la Universidad Eclesiástica San Dámaso, Javier Prades, mencionó durante su turno de intervención la gran aportación de la obra de Soloveichik: «El rabino rompe ese muro de silencio sobre nosotros. Este libro entra hasta lo más profundo y aviva la esperanza». Por su parte, Rubén Lerner, editor de la obra en español, comentó la génesis de la producción del libro y el proceso que ha conllevado.

Fuente: Mirada21

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here