La sala I de Casación quedó a cargo de la denuncia de Nisman contra Cristina

La sala I de la Cámara Federal de Casación Penal fue sorteada hoy para intervenir en la denuncia que el fiscal Alberto Nisman había presentado contra la presidenta Cristina Kirchner por encubrimiento en el caso AMIA.

La causa fue enviada esta mañana desde la Cámara Federal y, tras el sorteo de rigor, quedó a cargo de la sala I, integrada por Ana María Figueroa, Luis María Cabral y Gustavo Hornos, según informaron fuentes judiciales a LA NACION. El fiscal que interviene, por una cuestión de turnos, es Javier de Luca, integrante de la agrupación cercana al kirchnerismo Justicia Legítima.

Ahora que el caso llegó a Casación, el fiscal De Luca debe intervenir y tomará alguno de estos tres caminos:

– mantener el recurso de apelación de Moldes y habilitar a que Casación analice el caso.

– no hacer nada y dejar que a los tres días hábiles el recurso quede desierto y muera junto con la denuncia de Nisman.

– desistir expresamente de la apelación explicando las razones por las cuales opina que no corresponde investigar la denuncia de Nisman.

Tanto en el segundo como en el tercer caso, la sala I de Casación no tendrá mucho más que hacer que confirmar la desestimación de la denuncia de Nisman. Esto es así porque el fiscal es el dueño de la acción penal, el representante de los intereses de la sociedad que decide si corresponde o no impulsar un caso.

CRONOLOGÍA

El 14 de enero, cuatro días antes de su muerte, el titular de la Unidad Fiscal AMIA, Alberto Nisman, denunció a la presidenta Cristina Kirchner, al canciller Héctor Timerman , al diputado Andrés Larroque y a otros dirigentes por presunto encubrimiento de iraníes vinculados al atentado a la AMIA .

Nisman los acusó de complotarse para dar de baja los pedidos de captura que pesan sobre cinco ex funcionarios iraníes acusados de idear y ejecutar el ataque a la AMIA.

La denuncia de Nisman fue impulsada por el fiscal federal Gerardo Pollicita , quien pidió realizar casi 50 medidas de prueba para establecer si la acusación tenía fundamento. Pero el juez Daniel Rafecas , sin abrir la investigación ni ordenar las medidas, desestimó la denuncia el 26 de febrero.

El fiscal Pollicita apeló y el fiscal ante la Cámara Federal Germán Moldes sostuvo sus argumentos. La sala I de la Cámara Federal desestimó la denuncia el 26 de marzo al considerarla inverosímil. Moldes insistió y buscó que esta desestimación fuera revisada por el tribunal superior, que es la Cámara de Casación.

Este martes, la Cámara Federal le concedió a Moldes la apelación, pero no envió la causa a Casación hasta hoy.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here