Arroyo Salgado evitó cruzarse con Carrió en su despacho

La jueza debía ir para tomarle declaración por una denuncia de la diputada.
En medio de la tensión por la investigación de la muerte de Alberto Nisman, en cuya causa Elisa Carrió debe declarar en unos días, Sandra Arroyo Salgado, pareja del fiscal, evitó cruzarse con la diputada en su despacho. Lo curioso es que el encuentro no estaba agendado por el caso que conmovió al país, sino por una denuncia de la chaqueña que, meses atrás, quedó radicada en el juzgado de San Isidro que conduce Arroyo Salgado.
Según adelantaron a Clarín en el entorno de Carrió, la jueza debía asistir al despacho de la diputada (así corresponde por su rango) hoy a las 11. «Pero sorpresivamente, a las 9, canceló la visita», agregaron las mismas fuentes.
La denuncia de la líder de la Coalición Cívica, de fines del año pasado, era por la «cantidad inusitada de carteles o gigantografías de campaña de promoción de candidatos políticos ‘presidenciables’ en la vía pública, particularmente en la zona Norte del conurbano -principalmente en Tigre y Nordelta-, cuya colocación podría estar financiada por dieron proveniente del narcotráfico». Carrió viene intentando vincular a Sergio Massa con este tema y es una de las razones por las que le cierra la puerta a una eventual gran interna opositora que lo incluya.
La diputada llevó su acusación al juzgado en los Criminal y Correccional Federal N° 1 de San Isidro porque ya se encontraba «investigando carteles de la droga que tienen su zona de influencia en el territorio de su competencia», detalla la denuncia.
Si bien tanto Carrió como Arroyo Salgado descreen de la hipótesis del suicidio en la muerte del fiscal Alberto Nisman, esta coincidencia no habría ayudado a acercarlas. «No tienen buena relación», admitieron cerca de la actual aliada macrista.
Fuente: Clarín

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here