Caso AMIA: Stiuso demoró y nunca entregó un entrecruzamiento de casi 40 millones de llamados

Se trata de comunicaciones al exterior que se hicieron entre 1992 y 1996, en las que se buscaban conexiones con «puntos calientes» como la Triple Frontera. En diez años nunca se entregó el trabajo ni tampoco hay registros en la ex SIDE.
El ex espía Antonio «Jaime» Stiuso se llevó consigo varios de los secretos que envuelven a la investigación del atentado a la AMIA tras ser expulsado de la central de inteligencia en diciembre pasado.
Uno de los misterios es qué sucedió con una tarea que se le encargó diez años atrás sobre el entrecruzamiento de casi 40 millones de llamados hechos al exterior antes, durante y después del ataque terrorista.
Por la no realización del trabajo, así como por no haber informado internamente en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) sobre los pedidos que durante 10 años el entonces titular de la Unidad AMIA Alberto Nisman le iba haciendo, es que Stiuso ahora afronta una causa penal en Comodoro Py, que se suma a múltiples investigaciones en su contra.
Desde 2004 y hasta el 2014 Nisman le fue pidiendo por oficio a Stiuso un informe clave. El análisis de una gran cantidad de discos compactos con casi 40 millones de llamados que hubo al exterior entre 1992 y 1996, y un pedido de entrecruzamiento de teléfonos para verificar si había coincidencia de destinos hacia las denominadas zonas calientes, como ser la Triple Frontera u otros puntos.
Todos los años Nisman reiteraba el oficio que iba dirigido exclusivamente a Stiuso y éste constataba que estaba a punto de finalizar el trabajo. Lo cierto es que el material requerido nunca se entregó, e incluso al día de hoy está pendiente, por lo que personal de la ex SIDE se presentó hace pocos días en la Unidad AMIA para copiar material informático.
La última vez que Stiuso respondió que estaba por finalizar el trabajo -luego de diez años- fue enfebrero de 2014. En diciembre fue desplazado de la SIDE por orden de la presidenta de la Nación, Cristina Kirchner; y a las pocas semanas se produjo la muerte de Nisman.
Lo llamativo es que no quedó ningún tipo de registro en la central de inteligencia sobre el trabajo que Stiuso dijo estar por concluir, ni tampoco de los reiterados pedidos que año a año se hacían. La sospecha es que o bien nunca se hizo el entrecruzamiento o esa información la tiene en su poder el ex espía.
Según fuentes judiciales consultadas por Infobae, incluso es llamativo el intercambio epistolar entre Stiuso y Nisman, a tal punto que éste último le consultaba al espía sobre qué hipótesis estaba siguiendo en torno a la investigación del atentado a la AMIA cuando él era la persona que dirigía el proceso judicial.
Es por esta situación que Stiuso fue citado por el titular de la AFI, Oscar Parrilli, a dar explicaciones. El espía no se presentó y se le abrió una causa penal en donde el juez federalRodolfo Canicoba Corral, reemplazado por dos semanas por su par Marcelo Martínez de Giorgi, ya ordenó varias medidas de prueba que pidió el fiscal Juan Pedro Zoni.
Mientras tanto, los nuevos fiscales que tras la muerte de Nisman se hicieron cargo de la Unidad AMIA avanzan con el análisis de una gran cantidad de documentación, tras la desclasificación de archivos que dispuso la ex SIDE.
En la Unidad AMIA el equipo de fiscales integrado por Sabrina Namer, Roberto Salum, Patricio Sabadini y Juan Patricio Murray, está analizando el material recientemente desclasificado. Parte de esa documentación ya se conoce e integra las 135 mil fojas que tiene el expediente judicial por la voladura de la AMIA, pero otra tanta no.
En los últimos días la Secretaría de Inteligencia sumó unas 1700 carpetas con documentación que tenía bajo su poder así como miles de cassettes con escuchas telefónicas. Eso también forma parte del análisis que llevan adelante los fiscales.
Los nuevos titulares de la Unidad AMIA siguen trabajando sobre el expediente abierto en el cual trabajó durante años Nisman, y en el cual se viene insistiendo con la denominada pista iraní, en donde están pendientes pedidos de captura a funcionarios y ex funcionarios de ese país.
No obstante, junto con la investigación central hay unos 200 cuerpos de investigaciones paralelas, con distintas hipótesis, y al día de hoy aún se siguen presentando personas que dicen tener información sobre el ataque terrorista o bien desde distintos tribunales se hace llegar información a la Unidad que se incorpora y se revisa.
Fuente: Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here