Israel 39º en el ranking del Informe Mundial de Educación

Israel está 39a en el Informe Mundial de Educación. Pese a que se acostumbra vincular el rendimiento escolar y el crecimiento económico, el mundo árabe ha quedado muy lejos de los puestos de vanguardia. Y dinero les sobra, con su “oro negro”, su petróleo…

Las naciones asiáticas encabezaron el ranking, publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, con Singapur, teniendo el primer lugar, seguido por Hong Kong, Corea del Sur, Japón y Taipei. Las Naciones europeas le siguieron en línea, con Finlandia en el sexto lugar, seguido de Estonia, Suiza y los Países Bajos.

La OCDE emitió una advertencia especial sobre la decadencia de Suecia en la clasificación. El país escandinavo se coloca ahora en el puesto 35, por delante sólo cuatro puestos de Israel. EE.UU. está 28, Gran Bretaña 20.
El informe utiliza un nuevo método para registrar las pruebas internacionales como PISA y TIMSS que crearon un estándar común para comparar el desempeño de los diversos países a través de múltiples pruebas.

“Esta es la primera vez que tenemos una escala verdaderamente global de la calidad de la educación”, dijo el director de educación de la OCDE Andreas Schleicher del informe. “La idea es dar a más países, ricos y pobres, el acceso a la comparación contra los líderes de la educación en el mundo, para descubrir sus fortalezas y debilidades relativas, y para ver a largo plazo los beneficios económicos que una mejor calidad en la educación podría traer para ellos “.

Escrito por Eric Hanushek de la Universidad de Stanford y Ludger Woessmann de la Universidad de Munich, el informe trata de demostrar que los estándares educativos medidos fueron un “predictor poderoso” de largo plazo para el bienestar económico de los países.

El informe fue titulado “Habilidades básicas universales: ¿Qué países se beneficiarán”, y argumenta que la educación universal en las competencias básicas en matemáticas y ciencias dará lugar a una gran ayuda económica “dramática” para los países analizados. (No vamos mal rumbeados, recuerden la encuesta publicada ayer, en la que los padres decían desear para sus hijos educarse en computación, matemáticas y otras ciencias duras).
El mundo árabe quedó muy atrás en la lista, con un titular en el informe que señala diplomáticamente que “la educación de alta calidad y el aceite no se mezclan fácilmente.”

“Los países de altos ingresos que no son de la OCDE, como grupo, verían un valor económico agregado equivalente a casi cinco veces el valor de su PIB actual – si es que cuentan todos los estudiantes con las habilidades al menos básicas. Así que no es un mensaje importante para los países ricos en recursos naturales: la riqueza que se esconde en las habilidades no desarrolladas de su población es mucho mayor que lo que ahora cosechan mediante la extracción de la riqueza de los recursos naturales”, explica.

El informe fue preparado para el Foro Mundial sobre la Educación programado para llevarse a cabo en Corea del Sur la próxima semana, que se ocupará de elevar los niveles de educación global.

Por: Ariel Masovetzky
Fuente: ​elfaro-israel.com / PorIsrael.org

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here