El último viaje: la historia de Or Assraf

Or Assraf  luchó en la Operación Margen Protector, fue herido en la batalla, se recuperó y se embarcó en un viaje al Lejano Oriente. Cuando un desastroso terremoto golpeó Nepal durante su viaje, la familia, los amigos y antiguos compañeros de Or lo siguieron en todo el mundo en un intento de localizarlo y traerlo a casa. Or fue encontrado, pero trágicamente no completó su viaje. Esta es su valiente y conmovedora historia.

De 22 años de edad, Or Assraf, estaba escalando en Langtang, Nepal como parte de su viaje al Lejano Oriente después de su liberación del ejército. El 27 de abril, Nepal fue golpeado por un devastador terremoto. En cuestión de horas, el ejército israelí envió una misión humanitaria para ayudar a la gente de Nepal y localizar a israelíes desaparecidos. Días más tarde, cuando parte de la misión regresó a Israel con un grupo de israelíes rescatados de Nepal, Or estaba entre el grupo de personas que todavía no habían sido localizados.

Las unidades de Búsqueda y Rescate de las FDI, en colaboración con las unidades de búsqueda y rescate jasídicos, Magen David Adom (equivalente a la Cruz Roja israelí) y ZAKA (Identificación de víctimas), emprendieron una extensa búsqueda después de que israelíes desaparecidos en zonas peligrosas de Nepal. Poco a poco, todos los desaparecidos israelíes fueron encontrados, hasta que el Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel anunció oficialmente que sólo quedaba un israelí desaparecido, Or Assraf.

La madre de Or, Orit, esperó a los israelíes rescatados en el aeropuerto con un cartel preguntando si alguno de ellos había visto a su hijo. Cuando este intento fracasó, el padre de Or, Patrick, se embarcó en una misión para encontrar a su hijo. La familia abrió una sala de operaciones y reclutó a muchos voluntarios de las FDI, ZAKA, la Fundación Isralife y otras organizaciones. Los voluntarios se unieron a Patrick y viajaron con él a Nepal para continuar buscando a Or. Poco después, el comandante del escuadrón de Or y sus compañeros se unieron a los otros voluntarios. La hermana Or, Ella, esperaba el regreso de su padre, rezando para que su hermano volviese con él, dijo hace un par de días: “Pienso en Or, sobre lo fuerte que es y sobre los desafíos que ha enfrentado en su vida. El apoyo del pueblo de Israel me ayuda a superar este momento difícil “.

Or Assraf: un soldado, un hijo y un amigo para todos nosotros

Or era el hijo de Patrick y Orit y el hermano de Ella. Vivía con su familia en Lehavim, Israel. Muchos de sus amigos lo describían como dulce, talentoso, con un gran corazón, patriótico y compasivo. Él se alistó al ejército israelí en octubre de 2011 como soldado en la unidad especial “Shaldag”, y más tarde en su servicio fue trasladado a la unidad especial “Egoz”.

Durante la operación Margen Protector, Or participó en la difícil batalla en el barrio de Shu’jaya en Gaza. El 21 de julio 2014, perdió a dos de sus compañeros y amigos- Tal Yefrach  y Yuval Dagan. Durante la batalla, Or fue responsable de entrar a una casa en la que terroristas estaban escondidos. Fue moderadamente herido y más tarde fue hospitalizado y tratado. “Pensé en el peor escenario posible. La muerte era algo que pasó por mi mente, moverme un centímetro a la derecha o a la izquierda hacia toda la diferencia entre la vida y la muerte. Sé que tengo que seguir adelante, y mi corazón está con las familias de mis amigos que cayeron. Uno tiene que saber cómo levantar la cabeza y seguir adelante con la vida. Eso es lo que [mis amigos] querían que hacemos”, dijo Or dos meses después de la operación Margen Protector.

El solitario y valiente viaje de Or

Después de la operación, Or se recuperó de sus lesiones y fue liberado del ejército. Él decidió hacer realidad su sueño de viajar, y emprendió un largo viaje que debía finalizar en julio de 2015. En su viaje, Or se mantuvo en contacto con las madres de sus amigos caídos. Él tomó fotos de sí mismo sosteniendo foto de sus amigos, así su espíritu podía vivir con él.

La última grabación de él es un mensaje de voz que envió tres días antes del terremoto para Aviva Yefrach, la madre de Tal. En la grabación se lo escucha diciendo: “Hola Aviva. Estoy aquí en Nepal, de voluntario en una aldea ecológica. Pronto voy a ir a la escuela local para enseñar a los niños Inglés y luego viajaré a Katmandú, donde en Jaban celebrarán una ceremonia conmemorativa en honor de los soldados de las FDI que cayeron en batalla. Les voy a contar historias sobre Tal y Yuvi.

“Quiero que sepas que te amo. Eres como una madre para mí. Me gustaría poder estar allí con ustedes para el Día de Conmemoración de los Soldados Caídos, realmente te echo de menos y cuando vuelva voy a estar con ustedes. Mantente fuerte”.

El trágico final de la búsqueda

En el día 3 de mayo, la búsqueda de Or llegó a su fin. El comandante y los compañeros de Or, recuperaron su cuerpo en un lugar aislado y peligroso en Langtang después de tres terribles días de búsqueda. Lo reconocieron por las cicatrices que recibió como consecuencia de las lesiones que sufrió durante la Operación Margen Protector. Lo llevaron en una camilla y le mandaron un mensaje a su madre: “Este es nuestro último viaje con nuestro amigo. Nosotros lo estamos trayendo a casa”.

Fuentes: UnidosxIsrael / DiarioJudio.com

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here