Irán no permitirá la inspección nuclear a centros militares ni »interrogatorios» a científicos

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jameneí, descartó de plano la posibilidad de que su país acepte inspecciones en sus centros militares ni «interrogatorios» a sus científicos para lograr un acuerdo sobre su programa nuclear con las potencias del Grupo 5+1.
La máxima figura política y religiosa de la República Islámica insistió en los límites que su país impondrá a la hora de un pacto y de los que han informado repetidamente tanto su equipo negociador como figuras del Gobierno, incluido el presidente del país, Hassán Rohaní.
«Los países del Grupo 5+1 están haciendo nuevos comentarios sobre las negociaciones. En cuanto a las inspecciones, hemos dicho que no permitiremos a los extranjeros realizar inspecciones en cualquier centro militar iraní», afirmó Jameneí en la ceremonia de graduación de los cadetes de la Academia Militar Imán Huseín en Teherán.
Además, el líder insistió en que las recientes peticiones para realizar entrevistas con los científicos nucleares de su país tampoco serán autorizadas bajo ningún concepto.
«Eso significa que quieren un interrogatorio. Y nunca permitiré que extranjeros vengan a interrogar a científicos de la nación que han llevado el conocimiento científico doméstico al nivel que tenemos ahora», añadió.
En ese sentido, Jameneí pidió al equipo negociador que retoma en Viena los diálogos con el Grupo formado por EEUU, China, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania que muestre su «firme resolución» ante tan «descarados» enemigos.
El presidente iraní, Hassan Rohaní, afirmó que las negociaciones con el Grupo 5+1 llevan un «buen progreso» y que es posible alcanzar un acuerdo antes de la fecha límite acordada si hay «una seria determinación de las partes».
El ministro de Relaciones Exteriores y principal negociador iraní, Mohamad Javad Zarif, también se refirió a la posibilidad de un acuerdo y subrayó que su país está dispuesto a aceptar el Protocolo Adicional de inspecciones nucleares de la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA), si bien indicó que el mismo no autoriza «a tener acceso a lugares poco razonables o ilógicos».
Zarif respondió así al presidente de la OIEA, el japonés Yukiya Amano, quien indicó que la aplicación del Protocolo Adicional permitiría el acceso de sus técnicos a instalaciones militares iraníes.
«Como siempre dijimos, Irán está listo para dar transparencia a sus actividades nucleares dentro del marco de las regulaciones internacionales. El Protocolo Adicional de ninguna manera garantiza acceso sin justificación lógica a las instalaciones de un país. Las regulaciones previenen que haya un mal uso de este Protocolo en un marco definido y supervisado», añadió.
Las potencias occidentales sospechan que el régimen extremista islámico de Irán ha llevado a cabo, hace algunos años, experimentos con explosivos de alto poder, usados generalmente como detonadores para bombas atómicas, en la base militar de Parchin, cerca de Teherán; y los inspectores de la OIEA han pedido infructuosamente acceso a esa instalación.
Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here