Hernán Churba sobre el proyecto social `Amor a Primera Vista´: «Sacar fotos en un parto es como tirarse de un paracaídas»

El fotógrafo, Hernán Churba dialogó en exclusiva con la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS acerca del reconocimiento que le hará mañana la Legislatura porteña por el proyecto «Amor a Primera Vista», en el que tomó las imágenes de las mamas teniendo el primer contacto visual con sus hijos,luego de parir. El proyecto será declarado de Interes Social de la Ciudad por la Legislatura porteña mañana a las 11 horas en el Hall Central del Hospital Materno-Infantil Sardá.

¿Cómo surgió la idea de realizar este proyecto?


– Son proyectos personales que los voy intercalando con mis trabajos comerciales. Yo me dedicó a hacer fotografías publicitarias de cine y televisión, y ya desde hace tiempo hago este tipo de proyectos sociales que son un cable a tierra y que compensan la otra parte de mi trabajo. Los proyectos son totalmente libres y trato de llevarlos a temas sociales, cuando puedo. En este caso, se me ocurrió que estaba bueno retratar la expresión de una madre cuando tiene el primer contacto visual con su hijo, luego del parto. Normalmente trabajo con actores y modelos que se les piden expresiones, pero yo sostengo, que así y todo, por más buenos actores que haya hay cosas que son únicas. A partir de ahí surgió esta idea y ahí fuimos. Después el proyecto fue evolucionando a medida que fui produciendo, y se armaron estas triadas, que son seguidillas una de otra, pero hay muchas diferencias expresivas.

– ¿Cómo fue el armado de Amor a Primera Vista?


– Costó muchísimo hacerlo realidad. La idea fue clara al principio, pero también logísticamente iba a ser muy complicado por temas legales y por cuestiones técnicas, meterse en una sala de partos no es tarea simple. Por otra parte quería que fuese en un hospital público porque socialmente me parecía más rico. Me llevo un año hasta que lo pude realizar. Recién en los últimos tiempos pude tener contacto con la directora de la Clínica Sardá, Dra. Andino, a quien le gusto el proyecto e hizo las gestiones necesarias para que el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos lo autorice.

Y las sesiones fotográficas…


– Me interné en la guardia de la Maternidad Sardá estuve tres semanas yendo dos veces por semana, los martes y lo jueves me quedaba todo el día en la guardia, y a las mamas que cumplían con las condiciones para poder participar me acercaba y les ofrecía. Las condiciones eran: que sea por parto natural y que el parto natural a priori  no tenga complicaciones. La mayoría aceptó y después era esperar que todas las mamas que habían aceptado den a luz.

¿Las mamas que fueron retratadas pudieron ver sus fotos? ¿Cuál fue su reacción?


– Sí algunas pudieron verlas, otras no. Es un hospital público que recibe mucha gente, incluso del Conurbano. Son personas muy humildes, algunas me dejaban un e-mail, aunque la mayoría me vinieron rebotados por que me pasaban mal los datos, otras me daban sus página de Facebook, y había mujeres que no tenían número de documento, para que te des una idea. Entre todas las mamas que les envié, las que me respondieron me comentaron que algunas no se reconocían dentro de esas expresiones tan fuertes, pero estaban encantadas con el proyecto. De hecho mañana van a venir algunas, y creo que no las voy a reconocer después de verlas en las fotos. Verlas sin esas expresiones va a ser un poco raro.

¿Cómo fue la experiencia de tomar una foto en una sala de parto? ¿Qué emociones te pasaron por la cabeza?


– Después de haber estado en los dos partos de mis hijos es difícil comparar. Fuera de eso, cada parto es altamente emocional y de mucha adrenalina, es maravilloso. Para quien hace esto todos los días se vuelve más rutinario, pero debe ser como tirarse de un paracaídas. Es fuerte y está muy bueno. Me pareció una experiencia maravillosa.

– ¿Qué aprendiste de este proyecto?


– Se aprende de todos los proyectos, de los que son comerciales y de los que no. Lo que pasa es que los proyectos sociales te ayudan a sensibilizarte mucho más y estar en contacto con la realidad, por lo menos yo los llevo por esos caminos. No sé qué puedo llegar a aprender, la vida es todo un aprendizaje.

– ¿Qué significado tiene que la Legislatura reconozca este trabajo?


– Es honor y una satisfacción. Estos proyectos solamente los hago para expresarme libremente, y no buco nada más que eso. Después cuando se generan todas estas cosas es sorpresivo. Es muy lindo que reconozcan este tipo de trabajos. El resto de los trabajos que yo hago para publicidad suele participar muchas veces para Festivales Internacionales, pero son de publicidad, y en realidad no terminan siendo una creación de uno. Estos son ideas que 100% puras, donde no tengo filtros, nadie me condiciona lo que puedo hacer y lo que no. Y que me lo reconozca la Legislatura me encanta.

Fotos:

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here