José Scaliter: »Debemos trabajar por la unidad, por estar todos juntos»

El ex vicepresidente de la AMIA e invitado permanente al Consejo Directivo de la mutual, José Edgardo Scaliter, dialogó en exclusiva con la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS Á VIS acerca de la situación actual de la comunidad judía, el contexto de la cración del Encuentro Nacional de Argentinos de Origen Judío, las elecciones de este año en la Asociación Mutual Israelita Argentina, DAIA y en las instituciones centrales de Argentina.
Finalmente, se refirió a la venta del emblemático edificio de la sede de Hebraica en la calle Sarmiento.
– ¿Cómo ve la situación actual comunitaria en relación a los últimos acontecimientos, especialmente a partir de la muerte del fiscal Nisman?
La situación es muy delicada y preocupante. Además, los hechos se producen dentro de un contexto internacional no favorable al pueblo judío y al Estado de Israel. ¡La República Islámica de Irán ahora es confiable para el mundo! Las grandes potencias, con Estados Unidos a la cabeza, le van a permitir seguir en forma acotada con su plan nuclear y le levantan las sanciones comerciales. También le enviarán armas y logística para que «ayuden» a combatir al ejército fundamentalista del ISIS. Este es en realidad el motivo determinante de esta aceptación de Irán. Las palabras de Netanyahu advirtiendo al mundo de este error estratégico no fueron escuchadas. Contemporáneamente creció el antisemitismo en Europa, en algunos casos, disfrazado de anti sionismo. El caso de Francia es emblemático: En 2014, se duplicó el número de actos antisemitas registrados en Francia: 851 contra 423, en 2013. Es necesario destacar que los Judios en Francia  representan menos del 1% de la población. Mientras tanto, en nuestro país, aprovechando esta coyuntura, desde algunos sectores tratan de mezclar y confundir. AMIA, DAIA, los Fondos Buitres, Nisman, etc. Son todos la misma cosa y están confabulando contra el país. ¡Son todos judíos! Estos argumentos mendaces pueden conducir a rebrotes antisemitas en Argentina. Esperemos que la cordura detenga esta escalada.
– ¿Usted piensa que la creación del Encuentro Nacional de Argentinos de Origen Judío, que no se sienten representados por AMIA/DAIA, se inscribe en ese contexto?
Sin ninguna duda este intento es una tarea de cortesanos. En este caso, hay varios cortesanos judíos,que han hecho de la obsecuencia  su modo de vida. Ya hubo en otros tiempos estos intentos – el mas recordado fue la OJA, en 1947 – y todos tuvieron poco vuelo. Esto también pasará. La representatividad no se obtiene por decreto. La DAIA tiene una historia de de 80 Años de representar políticamente a nuestra comunidad y tiene la adhesión de prácticamente todas las instituciones judías del país, independientemente de su raíz ideológica o confesional. Sin duda la DAIA nos representa y en momentos como estos debemos estar todos alineados detrás de su dirigencia, aún en los casos en que tengamos divergencias.
– ¿Usted cree que en este año electoral el tema AMIA y el tema Nisman tendrán un lugar de privilegio en la agenda de los partidos políticos?
Soy muy pesimista. Creo que estos temas directamente no les importan. No están en sus prioridades, salvo que les sirva para obtener algún voto más. Podemos verlo en estos días, simplemente leyendo los periódicos. El tema Nisman fue manejado en forma muy desprolija y al día de hoy no tenemos información clara acerca de su fallecimiento. ¿Y qué reacción hubo de la clase política? ¡Ninguna! Solo palabras huecas y sin compromisos. Obviamente, hubo honrosas excepciones.
– En este contexto adverso tenemos, además, un año electoral en nuestras Instituciones Centrales. ¿Qué piensa usted al respecto considerando que es un referente de AMIA es de Todos?
Ante todo quiero expresar mi sentir sobre cualquier contienda electoral en estos momentos difíciles. No son épocas para luchar por el poder, ni por los espacios ni por cargo alguno. No son tiempos para estas debilidades y ambiciones. Debemos trabajar por la unidad. Por estar todos juntos. Desde nuestro espacio político ya hemos iniciado esta tarea desde hace varios meses, con vista a las elecciones de AMIA de abril2016. Estamos trabajando en forma conjunta y solidaria con nuestros compañeros de Plural Jai, considerando que debemos aunar criterios y no dispersar fuerzas. En mi caso personal, siempre dentro de mi agrupación, he decidido trabajar, conjuntamente con otros compañeros, para lograr la unidad de todo el espectro político. Que las nuevas autoridades surjan del consenso y que todas las vertientes del judaísmo estemos representados. Debemos lograr una mesa donde se sienten el BUR, Plural Jai, AMIA es de Todos y el resto del espectro político, para lograr que sus mejores askanim continúen construyendo  la AMIA que necesitamos y nos merecemos. Debemos sumar historias, experiencias, capacidades y talentos. No existe fuerza alguna, en mi entender que pueda contrarrestar la voluntad férrea de fortificarnos uno al otro. Estoy seguro que lo vamos a lograr.
– También habrá elecciones en DAIA…
Conceptualmente pienso lo mismo. ¡Unidad! ¡Unidad! Vamos a vivir tiempos de cambio de gobierno nacional y no sabemos a ciencia cierta las políticas que se vayan a implementar. Todos sabemos que hay dos o tres candidatos a presidir la DAIA. Estos candidatos deben dejar de lado sus aspiraciones personales, aunque válidas, pensar en la Comunidad, sentarse en una mesa y dialogar y consensuar. Al igual que en AMIA, aspiro a que haya una sola lista. Debe ser un equipo de trabajo, con los mejores hombres, independientemente de la Institución de la cual provengan.
– Está circulando por algunos sectores de la dirigencia comunitaria la idea de que las Instituciones Centrales deberían unirse y formar un ente único, ¿cuál es su opinión al respecto?
Este es un tema recurrente, que venimos escuchando desde hace muchos años y cada tanto se vuelve a replantear. Algunas veces con argumentos serios y fundamentados y otras son expresiones de deseos, que generalmente responden a un simple afán de protagonismo de sus difusores. Quienes creen que este es un tema sencillo que depende de una simple decisión, no conocen ni las incumbencias ni el accionar de las Instituciones. Es obvio que los tiempos cambian. Es obvio que las Instituciones deben ser «aggiornadas» al ritmo de los impetuosos cambios de estos tiempos. En realidad, considero que hay que pensar en un Proyecto Central Comunitario, en el cual se defina el modelo de Comunidad a la que aspiramos para los próximos años, dentro de un marco de pluralismo y representatividad, sin que ningún sector se arrogue supremacías sobre los otros. Estoy haciendo referencia a los grupos políticos, religiosos, educativos, socio-deportivos ,etc. de todo el país. Una vez definido ese Proyecto Comunitario se podrían definir las estructuras organizacionales que permitan su desarrollo y sustento. El intento mas serio en este sentido fue durante el 2001/2002, patrocinado por FACCMA. Durante varios meses se trabajo muy seriamente sobre una Visión Comunitaria Compartida, con el más alto nivel institucional y profesional de la Instituciones Adheridas y se elaboraron las líneas de consenso para un cambio de las estructuras comunitarias. Lamentablemente, todas las instituciones estaban inmersas en la crisis económica  del 2001 y preocupadas por su propio devenir y no se pudo seguir adelante. Quizás fuese oportuno, que desde alguna de las Instituciones Centrales se genere un foro que encare la construcción de un modelo de cambio  organizacional de nuestra Comunidad.
Para finalizar, teniendo en cuenta que usted fue presidente de Hebraica, ¿qué siente ante la venta del emblemático edificio de calle Sarmiento?

Yo me crié en ese edificio y también se criaron mis hijos. Allí transcurrió buena parte de mi vida. Pero la realidad muchas veces no se compadece de sentimentalismos y recuerdos. Seguir manteniendo esa torre, sin uso desde hace varios años, era inviable para la Institución. Coincido con la decisión del actual Consejo Directivo.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here