Entrevista a la prima de Nisman: »Es un crimen vinculado al poder»

En un reportaje exclusivo, Andrea Paula Garfunkel habló con Infobae sobre su conmovedor libro sobre la muerte del fiscal, afirmó que toda la familia cree que fue asesinado y que la campaña para desprestigiarlo «fue una obra maestra de manipulación de masas».
En In memoriam, el flamante libro que le dedicó a la muerte de su primo, el fiscal Alberto Nisman, Andrea Paula Garfunkel construye un collage compuesto por recuerdos personales, elucubraciones policiales y citas literarias y filosóficas, todo al servicio de una despedida sentida y calma, más cercana a la reflexión espiritual que al panfleto indignado.
En una entrevista realizada vía mail, la autora habló con Infobae sobre su relación con el fallecido fiscal, por qué piensa que su muerte se trató de un asesinato «vinculado al poder», y si piensa que alguna vez se sabrá la verdad sobre su trágico final.
-En el libro asegura categóricamente que la muerte de Alberto Nisman fue un crimen. De hecho, uno de los capítulos se titula «Por qué el fiscal Nisman no se suicidó». ¿Cuáles son sus argumentos para realizar esa afirmación?
El libro fue escrito durante mes y pico desde el hecho trágico, superpuesto a la vorágine de los sucesos, como una reacción natural de una ciudadana conmocionada que lo único que sabe hacer es escribir y, a la postre, es familiar de la víctima. Te hago esta aclaración porque el resultado es un texto sesgado por la emoción. Aún así, y sin argumentos «científicos» si no más bien por mera observación del escenario, de las últimas acciones de mi primo en lo cotidiano y en el marco de su trabajo, por su temperamento y por las sabidas amenazas, sostengo firmemente que se trató de un asesinato.
-¿Hay alguien de la familia que cree que pudo haberse tratado de un suicidio? ¿O todos comparten su punto de vista y el de su ex mujer Sandra Arroyo Salgado de que se trató de un crimen?
Normalmente prefiero no usurpar la voz de otros, sin embargo y a pesar de que dentro del grupo familiar hay diversidad de opiniones, como en todo colectivo, puedo decirte que acerca de lo que ocurrió con Alberto, coincidimos unánimemente en que no se trató de un suicidio.
-Dice también que «el poder está involucrado» en su muerte. ¿Podría elaborar sobre eso?
Eso significa que no fue un hecho casual, o producto de un delito común. Provenga del sector que provenga, es un crimen vinculado al poder. En ese sentido es un magnicidio. Si fue perpetrado por el poder político, los servicios, el fundamentalismo islámico o todos a la vez, es una incógnita para mí.

-En el prólogo confiesa que escribió el libro «para no tener miedo». ¿Se siente amenazada?
No sufrí ninguna amenaza, pero en unos días te cuento.
Portada del libro que le dedicó a la muerte de Nisman.
-¿Cómo era su relación con Alberto Nisman? ¿Eran cercanos?
No éramos cercanos. Teníamos más proximidad cuando éramos chicos porque tenemos la misma edad. En los últimos años sólo nos veíamos en las celebraciones de las festividades judías.
-¿Qué fue lo primero que pensó cuando se enteró de su muerte?
Que lo habían matado.
-La campaña de desprestigio contra Nisman orquestada por el Gobierno tras su muerte ha sido despiadada y, en cierta medida, efectiva. ¿Cómo afectó eso a la familia?
Nos afectó. A nosotros en lo emocional, al resto de la sociedad, torciendo la opinión pública, para culpar a un muerto de morir. Fue una obra maestra de manipulación de masas. Prefiero evitar la cita de nefastos ejemplos históricos.
-¿Cuál es su opinión acerca de la investigación de la fiscal Fein? Muchos piensan que no estaba capacitada para encargarse de un caso de esta envergadura.
No tengo una opinión formada al respecto. Considero que la investigación está viciada, pero no puedo precisar si fue a priori o a posteriori de su intervención.
-¿Cree que su asesor informático, Diego Lagomarsino, pudo haber tenido algún rol en la muerte del fiscal?
Tengo mis sospechas, sí.
-¿Qué reflexión le merece el video que difundió el pasado domingo Jorge Lanata del peritaje de la escena del crimen?
Me produjo mucha angustia, sobre todo, la presencia de mi tía Sara en un lugar tan desolador. Pero ya había tomado contacto con las imágenes del expediente.
-¿Está decepcionada con que, antes de que sea reactivado por Lanata, el tema haya salido de la agenda?
No. No estoy decepcionada con la gente. Fue edificadora durante la Marcha del 18F. Luego sigue ese deambular, confundidos en el vaivén de lo que irradian los medios desde uno u otro lado. Creo que la gente está bajo un velo de confusión instalado arteramente.
-¿Los políticos se aprovecharon de la muerte de su primo?
-Algunos sí, pero otros se involucraron desde un lugar honesto.
-Carrió señala a los iraníes como responsables y denunció una «zona liberada» en Le Parc. ¿Está de acuerdo?
No tengo información al respecto. Habrá que aguardar el resultado probatorio de su denuncia. Todo lo que pueda llegar a echar luz a la causa es bienvenido en nombre de la verdad.
-En el libro se muestra muy enojada con la presidente por su comportamiento tras la muerte de su primo. ¿Qué fue lo que más le molestó?
Me enojó mucho su silencio tan prolongado. Estaba doblemente dolida, como ciudadana y como familiar.
-Por último, ¿piensa que se sabrá alguna vez cómo murió realmente Alberto Nisman?
No, creo que nunca se sabrá.
Fuente: Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here